Como maximizar tu vida 9 - Desayuno espiritual 09 de enero de 2014

El Poder de las Grandes Relaciones
Las relaciones son fundamentales para la vida, así que vale la
pena pasar algo de tiempo viendo cómo podemos desarrollar grandes relaciones. Los seres humanos fuimos creados para relacionarnos y cada conexión que tenemos con alguien tiene algún tipo de impacto - las relaciones tienen incluso el potencial de edificarnos o destruirnos. No podemos darlas por hecho ni tampoco podemos esperar tener grandes relaciones si sólo invertimos en ellas cuando algo no va bien en nuestra vida…
¿Qué palabras usarías para describir el tipo de relaciones que te gustaría edificar a lo largo de tu vida? Lo más probable sea que cualidades como fiel, leal, honesta y sabia estén arriba del todo de tu lista. No tienes que pensar demasiado para saber el porqué de esto. Y aun así, probablemente todos tenemos en mente relaciones que nos han causado mucho dolor.
En la vida, creo que deberíamos mirar al cimiento de nuestras relaciones de la misma manera que lo hace Dios- con el valor más alto y dignas de lo mejor de nosotros.
Aparte de Él mismo, las personas son el regalo más grande que Dios nos ha dado. Cuando Dios quiera invertir en nosotros y bendecir nuestra vida, normalmente lo hará a través de personas. El regalo más grande que Dios nos podría haber hecho fue darnos a Su único Hijo, Jesús. Este acto revela cuán incalculablemente valiosos somos cada uno de nosotros para Dios.
¿Estás experimentando problemas en alguna de tus relaciones? ¿Quizás en tu matrimonio o con tus hijos o, quizás estás teniendo problemas con tu jefe o empleados? No desesperes. Dios tiene respuestas para ti con la garantía de que saldrás exitoso si las aplicas. La Biblia está llena de consejos para edificar relaciones grandes y duraderas en el matrimonio, en la amistad, en la paternidad y maternidad, en el liderazgo, en el trabajo y en las sociedades.
Primeramente recuerda que el cimiento de toda gran relación empieza con tu propia relación con Jesús. Haz que tu prioridad esté en invertir en esa relación y Él te enseñará a cómo nutrir y edificar conexiones fuertes y sanas en tu vida.
ORACIÓN: Querido Dios, oro que traigas grandes relaciones a mi vida. Ayúdame a ser para lo demás el amigo que Tú eres para mí. Trae personas a nuestra vida que puedan edificar los principios de Dios en nosotros y hábitos sanos en nuestra casa.El Poder de las Grandes Relaciones

Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III