viernes, 24 de enero de 2014

Como maximizar tu vida 21 - Desayuno espiritual 24 de enero de 2014

Aplica la Sabiduría a Tu Vida

Construir algo que perdure no es un proceso que se pueda hacer al azar y de un día para otro, sino que requiere una planificación cuidadosa. Si quieres edificar una vida resistente y próspera, no lo lograrás haciendo las cosas al azar. Todos estamos en el proceso de seguir edificando nuestras vidas. ¿Qué planes estás siguiendo tú para ello?

Anteriormente, hablamos sobre porqué algunas personas son capaces de pasar por situaciones difíciles y otras no, dependiendo de los cimientos sobre los cuales están edificadas sus vidas. Cuando aplicas la sabiduría de Dios a tu vida, no sólo tu vida será bendecida, sino que también tendrás todo lo que necesitas para seguir caminando en medio de la prueba y los obstáculos.

Muchas personas ignoran la sabiduría porque no la quieren escuchar o no la reconocen como tal cuando la escuchan. La sabiduría tiene que estar bien plantada en tu vida antes de poder dar fruto.

Uno de los primeros indicadores de la sabiduría está en tus palabras. Lo que tengas dentro es lo que saldrá hacia fuera. Si no has alimentado tu alma con la sabiduría de Dios, entonces, no saldrá sabiduría por tu boca. Proverbios 10:21 dice: “Los labios del justo alimentan a muchos, pero los necios mueren por falta de sabiduría.”

Del mismo modo, si tienes a tu alrededor gente sabia y recibes sus consejos, ganarás sabiduría. Proverbios 13:20 dice: “El que anda con sabios será sabio, mas el compañero de los necios será destruido.”

Detente por un momento y piensa: ¿Te estás alimentando de sabiduría? ¿Qué clase de palabras hablas últimamente? ¿Están tus palabras alimentando a otros o aplastándolos?

Toma la decisión hoy de ‘inclinarte’ hacia la sabiduría. Recibe sabiduría de personas sabias y aliméntate de la sabiduría de Dios cada día. Posicionarte para recibir y aplicar palabras positivas y que declaren vida es una de las claves esenciales para edificar una vida productiva y bendecida.

ORACIÓN: Señor, te pido que me des oídos que escuchen y un corazón que reciba Tu sabiduría para mi vida. Ayúdame a reconocer Tu voz en otros y, que mi voz sirva también para alimentar a los demás.Aplica la Sabiduría a Tu Vida
Fuente: bible.com

No hay comentarios: