Como maximizar tu vida 4 - Creciendo a través de los retos- Desayuno espiritual 04 de enero de 2014

Creciendo a Través de los Retos

El Salmo 112:4, 6-7 dice: La luz brilla en la oscuridad para los justos; son generosos, compasivos y rectos. A estas personas no las vencerá el mal. Ellos no tienen miedo de malas noticias; Su corazón está firme. Confían plenamente en que el SEÑOR los cuidará.
¿Cómo puede ser que algunos salgan de grandes desafíos mejor de como entraron y otros queden destrozados por cosas menores? ¿Cómo podemos mantenernos en pie y sin temor a las malas notícias como hicieron las personas del Salmo 112?

Santiago 1:2-4 en la versión The Message dice: Considerad que es un regalo enorme, amigos, que pruebas y desafíos vengan hacia vosotros desde todos los lados. Sabed que bajo presión, vuestra vida de fe se ve forzada a salir a la luz y muestra sus verdaderos colores. Así que no intentéis salir de algo antes de tiempo. Dejad que haga su trabajo de forma que lleguéis a ser maduros y a estar bien desarrollados, sin ningún tipo de carencia.

Las convicciones fuertes fortalecen.
Crecer a través de retos y desafíos tiene que ver con tus convicciones – lo que verdaderamente crees. ¿Cómo ves a Dios? ¿Lo ves como un Dios que perdona y ama? Si es así, podrás confiar en que Él te sostendrá en momentos de dificultad. Sin embargo, si ves a Dios como un juez distante y severo que está esperando a que resbales para castigarte, entonces, huirás de Él en tiempos difíciles porque le verás como el problema y no como la solución.

La preocupación y el miedo te robarán la fe y te impedirán seguir hacia delante, pero si confias en Dios, creerás firmemente en Su veracidad y, esperarás seguro a que Él te lleve a través de todo lo que afrontes.
Maximizar tu vida es tomar cada oportunidad para aprender y crecer. Nadie puede huir de los retos y las pruebas; la diferencia está en cómo los afrontamos. Toma el consejo de Santiago y considéralos un ‘regalo’, entonces, afrontarás cualquier dificultad desde una posición de fortaleza y saldrás de ella con mayor confianza en Dios. Si vives de esta manera, serás como el justo del Salmo 112 – aumentará tu sabiduría y prudencia y, continuarás el progreso.

¿Está tu vida anclada?
Hoy, haz crecer tu ‘músculo’ espiritual pasando tiempo en Su palabra y dejando que marque tu corazón. Comprométete a conocer a Dios más íntimamente y, en cada tormenta, mantén tu esperanza anclada en Jesús.

ORACIÓN: Gracias, Señor, porque mi esperanza está anclada en Ti. Da igual lo que venga, eligo creer que me amas, que Tú proveerás y que mi futuro está seguro en Tus manos.Creciendo a Través de los Retos


Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III