viernes, 8 de noviembre de 2013

El Rostro de Jesus -Desayuno espiritual 08 de noviembre de 2013

 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas surgiera la luz, es quien brilló en nuestros corazones para que se revelara el conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Corintios 4.6

Tenemos que contemplar el rostro de Jesús, si queremos ver la gloria de Dios. No es "la imagen física que Dios quiere que miremos, pero si la gloria que irradia la persona de JesúsEsta gloria no puede ser vista a través de la pintura de un artista de Jesús, sino por revelación de su gloria, que el Espíritu Santo nos trae.

Vemos el rostro de Jesús con los ojos de nuestro espíritu. Cuando la luz del Espíritu Santo, que vendrá a brillar dentro de nosotros, nuestros ojos espirituales pueden ver mucho más que nuestros ojos físicos nunca antes podían ver. Es la imagen del "carácter, la revelación de su amor, la maravilla de su majestad, la expresión de su misericordia, y la belleza de su santidad que Dios quiere que nosotros veamos cuando miramos la cara de Jesús.

Viene el brilo sobre mi corazón, el Espíritu Santo, me revela el rostro de Jesús. Mostrandome su gloria para que conozca más a fondo al Padre.

Porque yo veo cosas que nunca he conocido, me llevará a profundidades que nunca he estado, cambiará mi corazón de una manera que nunca hubiera esperado, me muevo a una mayor altura en la adoración, y aumentar mi capacidad de contemplarloben la plenitud de su esplendor . Amen.

No hay comentarios: