jueves, 25 de septiembre de 2014

Viendo a Jesus - Desayuno espiritual 25 de septiembre de 2014


miércoles, 24 de septiembre de 2014

la alegría de ser perdonados: Santidad y la Redención - Desayuno espiritual 24 de septiembre de 2014

09232014.mmitm.mjb
Santidad
La luz sagrada de Jesús quiere brillar en nuestros corazones.
Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas; sino que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Me postraré hacia tu santo templo, y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu verdad: Porque has engrandecido tu palabra conforme a tu nombre. Cantad al Señor un cántico nuevo; porque ha hecho maravillas: su diestra y su santo brazo, lo ha salvado la victoria. Envía tu luz y tu verdad: éstas me guiarán; me conducirán a tu santo monte, y a tus tabernáculos. Pero en cuanto a mí, voy a entrar en tu casa, en la multitud de tu misericordia y de tu temor me postraré hacia tu santo templo. Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor: Dad a Jehová la gloria debida a su nombre; Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.
Jesucristo es más que un profeta, un maestro, o un buen hombre. Él es el Dios-hombre, tentado en todo como nosotros, pero sin pecado. Él es Dios encarnado ... Emanuel, Dios con nosotros ... el Verbo hecho carne ... el unigénito del Padre ... que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.
Uno de los grandes milagros de Dios es para formar su vida en nosotros.  Sólo Él puede tomar una persona profana, limpiar y perdonar a esa persona, y la autonomía de la persona para vivir una vida santa. La santidad es para nuestro espíritu lo que la buena salud es para nuestro cuerpo. La santidad es la salubridad. Es la canción dentro de nosotros que declara: "Está bien con mi alma."
La santidad es la belleza. Es la belleza del carácter de Dios se ve en el rostro de Jesucristo. La santidad es el amor. Es la copa de la bendición del Señor de la bondad, la bondad, la gentileza y el amor que se vierte en nuestros vasos vacíos.  Llegamos a ser saludable porque es sano ... nos hace hermosos porque es hermoso ... Llegamos a ser amandos porque Él es amor.
Señor, gracias porque todo acerca de usted es bueno, puro y correcto.  Gracias porque tu camino es verdad, todos justos. Quiero seguirte en la verdad, y haced sendas derechas para mis pies. Me regocijo en su limpieza, su renovación y su presencia sanadora dentro de mí.
Redención
Jesús murió para redimir para Dios.
Bendito sea el Señor, Dios de Israel; Que ha visitado y redimido a su pueblo, que se entregó por nosotros, que por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Cuanto sabéis que vosotros no fueron redimidos con cosas corruptibles, como oro o plata, de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres; Pero con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación: Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús: Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual Dios se hizo para nosotros sabiduría , justificación, santificación y redención: En el cual tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.
Necesitábamos un redentor, alguien que nos recompra de la titularidad del pecado y de Satanás sobre nuestras vidas.  Jesucristo es el único que nos puede redimir de nuevo a Dios. Sólo había un precio que podría ser pagado para liberarnos, y que era la sangre derramada de Jesucristo en la cruz. El que no conoció pecado, se hizo pecado por nosotros.
Se cuenta la historia de un joven que hizo un hermoso velero de madera. Cuando terminó de crear el barco que lo llevó a un lago cercano a la vela. El niño estaba encantado con su creación y lo colocó con orgullo en el agua. El barco fue todo el muchacho había esperado que sería. Todo iba bien hasta que una fuerte ráfaga de viento sopló la casa por la ventana de los chicos llegar y salir en el lago. En unos momentos el barco se perdió.
Varias semanas más tarde, cuando el chico pasó una tienda de juguetes, se dio cuenta de un barco de vela en la ventana. Tras un examen más el chico descubrió que era su barco. "Esa es mi barco en la ventana", dijo el niño a la dueña de la tienda, "y me gustaría volver."
"Lo siento", dijo el dueño de la tienda, "pero soy propietario del barco ahora. Si usted quiere que tendrás que comprarlo ".
Cuando el niño se enteró el precio de la embarcación se fue a casa y vendió todo lo que tenía para comprar el barco de vuelta. Después de regresar a la tienda con el pago completo, el muchacho tomó el barco a su corazón y dijo: "Pequeño barco que eres dos veces el mío. Yo te hice, y yo te compré. "
Y porque Jesús nos creó y nos redimió, somos dos veces del Señor.
Señor, yo sé que no estoy sola y que me has comprado con el precio de su propia sangre. Yo quiero glorificarte. Gracias porque yo soy tu propiedad y que Satanás no tiene ningún derecho sobre mí.
Me regocijo en la libertad que tenemos en Jesucristo. Qué bendición que estoy de que me amas tanto que diste todo lo que tenías que comprarme vuelta de la esclavitud del pecado.
-

lunes, 22 de septiembre de 2014

Amor inmerecido

Lectura: 1 Corintios 10:11-13

¿Te has preguntado alguna vez lo que Dios piensa de ti, sobre todo cuando acabas de hacer algo que sabes que Él ha dicho que es claramente equivocado?
Muchas personas piensan que Dios llega a ser como un padre con el ceño fruncido que airadamente nos da la espalda y busca una manera de desheredarnos.
Pero ese tipo de pensamiento, tiene algunos problemas si  lo vemos de acuerdo a las grandes verdades de la Biblia. Una vez que ponemos nuestra confianza en que Jesús perdonó nuestros pecados y para que llegásemos a ser hijos de Dios, no está en juego nuestra posición delante de Él.  Debido a que Él ya pagó el precio por todos nuestros pecados y ahora formamos parte de su cuerpo.   Leamos lo que dice Romanos 6:23: “Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.”  y  Efesios 2:4-6: “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor por nosotros,  nos dio vida con Cristo, aun cuando estábamos muertos en pecados. ¡Por gracia ustedes han sido salvados!  Y en unión con Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las regiones celestiales”  Su gracia nos ha salvado.
Desde luego que no tenemos una sonrisa de aprobación de Dios cuando le desobedecemos, pero no estamos en peligro de ser expulsados de Su familia. Nuestra aceptación como sus hijos se basa en la obra terminada de Cristo. Somos aceptados por la gracia de Dios, no por nuestros propios esfuerzos.  La vida eterna es dada como un regalo, no como resultado de nuestros trabajos.  Si hemos confiado en Cristo, nuestra aceptación por el Padre nunca está en duda.
Entonces sí, podemos saber lo que Dios piensa de nosotros. Él nos ama con un amor eterno (Jer. 31:3).  Cuando nos alejamos de Él a través de la desobediencia, Él nos insta a volver a una relación cercana con él. (1 Corintios 10:11-13)  En respuesta a su amorosa aceptación, vamos a vivir de una manera que le agrada.
  1. Lee este verso: “Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. – Rom. 8:38-39.  Dale gracias a Dios por su amor inmerecido.
  2. Un hijo de Dios es siempre bienvenido en Su casa.

  3. fuente: midevocional.org

viernes, 19 de septiembre de 2014

Encontrar las respuestas a las necesidades más grandes de la vida - Desayuno espìritual 19 de septiembre de 2014

por Roy lessin 09102014.mmitm.mjb

El corazón humano no tiene deseos que Dios no pueda satisfacer. -Hudson Taylor
Todo el mundo es un buscador. Buscamos porque hay algo que necesitamos, algo que falta, algo que nos dice que hay que ser más.
Buscamos por la alegría, la felicidad,  paz, satisfacción,  seguridad,  aceptación,  esperanza,  amor, y por un lugar significativo en este mundo. ¿Dónde busca el buscador y cómo encuentra el buscador?
Algunos miran a la naturaleza. Pero las respuestas que buscamos y las necesidades más profundas que llevamos no pueden ser satisfechas por la naturaleza. Octavio Winslow nos recuerda: "Pobre buscador ansioso por la paz, toda la naturaleza se une en testificar, "No está en mí! ' "
Algunos miran al trabajo o posesiones. Pero las respuestas que buscamos y las necesidades más profundas que llevamos no pueden ser satisfechas por nuestro trabajo o por las cosas que poseemos. Oswald Chambers nos dice: "A menos que podamos mantener la presencia de la Divinidad en nuestro polvo, la vida se convierte en una monotonía miserable. Si vivimos con el fin de acaparar los medios de vida, no vivimos en absoluto, no tenemos tiempo para, somos elevados a una forma de trabajo pesado u otro para mantener las cosas en marcha ".
Algunos miran a otras personas. Pero las respuestas que buscamos y las necesidades más profundas que llevamos no pueden ser satisfechas por otros. Las personas no pueden cumplir o  completarnos en el nivel más profundo de lo que somos.
La respuesta al corazón de cada buscador es que usted fue hecho para Dios! Si usted busca respuestas en cualquier otro lugar (si se trata de la naturaleza, el trabajo, cosas o personas), se le oye decir a cada uno, "No está en mí!"
¿Dónde está su realización? Es en él.
¿Dónde está tu destino? Es en él.
¿Dónde es su propósito? Es en él.
¿Dónde está tu paz? Es en él.
Juliana de Norwich dijo: "Tenemos que entender que todas las cosas que se han hecho ya no son nada en comparación con el amor y con Dios, quien es sin hacer."
Usted fue hecho por el que es sin hacer-el eterno Dios-fueron diseñados por el Gran Diseñador, que fueron hechos a mano con la habilidad del Maestro Artesano, que se hicieron en todo su ser, con toda su existencia, en toda su hacer, en todo su existencia para Él, y  solo para Él!
Cada uno de nosotros tiene que escuchar a Dios hablar estas palabras tranquilizadoras, "Lo que necesitas está en mí. En Mí tu alma encuentra su reposo, tu vida encuentra su sentido, tu corazón encuentra su casa ".
Él creó todas las cosas en el cielo y en la tierra, todo lo visible y invisibles- ha sido creado por medio de Él y para Él . Colosenses 1:16 GW

jueves, 18 de septiembre de 2014

Una perdida que dio ganancias - Desayuno espiritual 18 de septiembre de 2014

Una perdida que dio ganancias

Una perdida que dio ganancias
Lectura: Génesis 45:1-15 El libro “En sus Pasos” (In His Steps) le generó a su autor, la menor cantidad de dinero, que cualquier otro éxito de ventas en la historia.  Charles M. Sheldon lo escribió en 1896, y fue publicado por primera vez por una revista religiosa semanal.  La editorial de la revista no cumplió con las regulaciones de derechos de autor, por lo que Sheldon perdió la propiedad legal del libro.  Decenas de editores entonces vendieron millones de copias, y el autor no pudo reclamar las regalías. Cuarenta años después de que Charles Sheldon “perdiera” su libro, dijo: “Estoy muy complacido de que mi libro tuviera los derechos de autor defectuosos, esto provocó que el libro haya tenido una mayor lectura, a causa del gran número de editores.” José también experimentó pérdidas.  Fue vendido como esclavo por sus hermanos (Génesis 37:20-27).  Luego perdió su posición en la casa de Potifar a causa de una falsa acusación (Gén. 39: 1-20). Y sin embargo, no culpó a nadie. En su lugar, reconoció que Dios había orquestado los acontecimientos de su vida para el eventual bien de los demás (Gén. 45: 7-8).  José se convirtió en una de las principales autoridades en Egipto, y durante una hambruna fue capaz de ayudar a muchas personas. Nuestras pérdidas pueden resultar ser parte del plan de Dios para nosotros o el resultado de elecciones que hacemos conscientemente en obediencia a él. Lo que parece ser una tragedia humana es a menudo la semilla del triunfo divino. Cuando te aferras sin razón, muy a menudo pierdes; cuando cedes ante Dios, de seguro ganarás. Deposita tu fe y confianza en Dios, a pesar de los obstáculos que puedas enfrentar, la recompensa final vale la pena (Fil.3:12-21). 
fuente; midevocional.org

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Falsa alegria -Desayuno espiritual 17 de septiembre de 2014

Falsa alegría

Falsa alegría
Lectura: Habacuc 3:17-19
Es muy fácil engañar a la gente con  respecto a cómo nos sentimos realmente. Simplemente ponemos una sonrisa engañosa o tarareamos una canción alegre como esta antigua canción que se hizo popular en la 1 Guerra Mundial, la cual decía más o menos de esta forma:
Guarda tus penas en el fondo del morral y ríe ya!
Ponte contento y así vencerás la dificultad!
Siempre estarás alegre, nunca triste estarás, jamás!
Guarda tus penas en el fondo del morral y ríe, ríe, ríe, ya.!
Estas palabras, escritas por el actor de vodevil británico George Powell, se popularizaron gracias a una alegre melodía compuesta a piano por su hermano Félix.  Esta canción les representó en ese momento una ganancia de: $ 60.000.
Sin embargo, unos años más tarde, Félix se sentó al piano y tocó su conocida melodía: “Smile, Smile, Smile” (Ríe, ríe, ríe”).  Luego entró en una habitación donde estando sólo se suicidó.
Los problemas no se pueden tan sólo enviar al fondo del morral y pensar que estos por arte de magia se resolverán. Una sonrisa falsa y una canción alegre pueden camuflar una profunda infelicidad, sin embargo tan sólo Dios puede levantar la carga demoledora de la  preocupación en nuestros corazones.  Sabiendo que Él cuida de nosotros, podemos depositar sobre Él toda nuestra ansiedad (1 Pedro 5:7).  Si confiamos nuestras dificultades al Señor, como originador nuestra fuerza, esto hará que tengamos alivio emocional.  Él hará que en medio de la dificultad tengamos motivos para alegrarnos (Hab. 3:17-19).
1. Una sonrisa puede ocultar el dolor, podemos tratar de camuflar la desesperación. Pero sólo la confianza en Dios puede darnos paz interior y alegría incomparable.  ¿Por qué no tratas esta vez de confiar en Dios, a pesar que todos te digan lo contrario?
2. La alegría es el subproducto de confiar en Dios.
fuente:midevocional.com

martes, 16 de septiembre de 2014

Hoy… Imitaré A Cristo - Desayuno espiritual 16 de septiembre de 2014

Hoy … Imitaré a Cristo – “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”  Juan 8:12
Hoy con estas palabras,  el Señor me aconseja a imitar su vida y sus hábitos.  Si hoy deseo verdaderamente ser iluminado y libre de toda ceguera de corazón, entonces necesito seguir al Señor e imitarlo en todos sus caminos.
La enseñanza de Cristo es más optima que todo el consejo de los santos y quién se abre al Espíritu Santo encontrará el maná oculto en él.  Hoy hay muchos que oyen el evangelio frecuentemente pero muy pocos siguen el ejemplo de Jesús.  Quién desee ser un instrumento de Dios necesita decorar su vida entera con la persona de Jesús y por ello es importante seguirlo e imitarlo.
De que serviría aprender la Biblia entera de memoria y los principios de todos los filósofos, si no conozco los principios de la gracia y el amor de Dios y si no imito en mi diario a caminar al Señor Jesús?  Él es la razón de  toda la existencia humana y a él puedo seguir con confianza y devoción total.
Vanidad de vanidades, todo es vanidad excepto amar a Dios y servirlo solo a él. Seguir a Jesús hoy es buscar el Reino de los cielos y hacer caso omiso a los llamados del mundo.  Es vanidad buscar y confiar en las riquezas que perecen.  Es vanidad cortejar el honor  y alimentar el orgullo.  Es vanidad seguir las lujurias del cuerpo y desear las cosas que a la larga producirán dolor y tristeza.  Es vanidad el amor que pasa rápidamente y no mira el regocijo que viene del amor eterno que se encuentra solo en Jesús. 
Hoy no quiero seguir las pasiones perversas y propias del mundo que manchan la conciencia y me hacen perder la gracia de Dios. Pero lo que si anhelo es seguir las pisadas de Jesús, mi Salvador quién me da el mejor a ejemplo para seguir y que impacta mi vida de una manera única y especial.  Seguirlo a él es tomar el camino más seguro que produce el mejor encanto en la vida.
Señor, Gracias por darme la oportunidad de seguirte.  El mejor  ejemplo de la vida abundante lo encuentro en ti, Amado Jesús.  La vida es distinta cuando tenemos en ti el modelo a seguir, y en tu palabra dices que quién te sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Amén.
Dr. Serafín Contreras Galeano.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Hoy… Quiero Ser Sabio y Entendido - Desayuno espiritual 15 de septiembre de 2014

“Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre”  Santiago 3:13.
Mucha gente tiene una carrera desesperada por ser sabio, inteligente y entendido. Cada día están estudiando e inscribiéndose en curso para ser más sabios, pero no han aprendido las lecciones básicas de la vida.  Ellos quieren aprender lecciones de libros, pero ignoran las lecciones de la vida diaria que Dios nos enseña y que tienen un valor profundo.   Las lecciones diarias de la vida son sencillas pero a la vez profundas.
He aquí las diez lecciones más sencillas de la vida, si las aprendes serás sabio.
1.- Dios es el primero en la vida, porque el principio de la sabiduría es el temor a Dios.
2.- Dios te ha regalado un cuerpo.  Si te gusta ese cuerpo o lo odias, ese regalo Dios te lo dio por el resto de tu vida, de manera que es mejor que aprendas a amarlo y a convivir con él.
3.- Usted siempre aprenderá lecciones en la vida. Usted está inscrito en una universidad que se llama vida. Cada día en esta escuela usted tendrá la oportunidad de aprender nuevas lecciones.  Le gusten las lecciones o no, son lecciones y hay que aprenderlas.
4.- Una lección es repetida hasta que ella es aprendida.  Esa lección será presentada una y otra vez de varias formas hasta que la aprendas.  Solo cuando la hayas aprendido podrás pasar a la próxima lección.
5.- No hay errores , solo lecciones.  Crecimiento es un proceso que implica errores, pero en la vida y con Dios esos errores se convierten en lecciones.
6.-El aprendizaje de lecciones es un proceso que no tiene fin.  No existe parte de la vida que no contenga lecciones.  Si usted está vivo, entonces todavía hay lecciones que aprender.
7.- Los otros son espejos para tu vida.  Usted no puede amar u odiar a nadie a menos que entiendas que lo que amas u odias es un reflejo de lo tuyo que amas u odias.  
8.- Haga de su vida algo que crece.  Usted tiene todas las herramientas y recursos que Dios te ha dado para la formación de tu vida.  Lo que tu hagas con esas herramientas determinará tu crecimiento, pero siempre la decisión es tuya.
9.- Allí no es mejor que aquí.   Cuando tu allí ha llegado a ser tu aquí, simplemente obtendrás otro allí que parece mejor que tu aquí.  Por lo tanto disfruta y se fiel con tu aquí.
10.- Las repuestas están en la Palabra de Dios.  Cuando las dudas te asalten y la confusión te rodee busca las respuestas en la Palabra de Dios.
Gracias Señor por darme la oportunidad de aprender de la vida y actuar como sabio. Tu palabra me enseña a vivir como sabio y entendido.   Hoy quiero aprender de la vida y de tu palabra. Amén.
Dr. Serafín Contreras Galeano.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Cuando te rompen el corazón… ¿Qué puedes hacer? -Desayuno espiritual 14 de septiembre de 2014

                                     


Biblia en un año: 
Salmos 140–142
1 Corintios 14:1-20

Por Noemí Greer

"Siento como si todo terminó” “No me quiero levantar” “No quiero continuar” “Estoy llorando todos los días” “No tengo ganas de vivir” “El dolor me está matando” “No sé que hacer” “Mi vida no tiene sentido” “No quiero comer” “No puedo dormir”.


Si alguna vez te han roto el corazón quizá has pronunciado algunas de estas frases de arriba. Todas son verdad y legítimas. Tu dolor necesita atención y ayuda.

No dudo por ningún momento que tú dolor es muy grande. He pasado por situaciones que me han hecho decir las mismas cosas. No estás sola en tu dolor.

Las heridas que experimentamos en el corazón pueden llevarnos a la desesperación y a sentir todo lo que leímos al principio y mucho más. Son realidades por las que pasamos que son difíciles de superar sin la ayuda de Dios. A veces muchos necesitan ayuda profesional para poder continuar después de un gran dolor.

La realidad es que ninguno de nosotros está exempto de experimentar un dolor en el corazón de cualquier índole. La vida tiene su altos y sus bajos. Lo importante es estar preparados para sobrellevar esos bajos cuando tocan a la puerta.

No te voy a dar una fórmula. Tampoco te voy a decir que no tienes un dolor y que no le prestes atención. Algo que sé es que Dios nunca va a ignorar tu dolor. Cuando viene a sanar tu herida, El la quiere cicatrizar para que tú seas la evidencia de su poder de restauración hacia un mundo que vive en dolor.

En la Biblia vemos a Dios reprochando la actitud de aquellos que pasaban por alto una herida: “Curan por encima la herida de mi pueblo, y les desean: ‘¡Paz, paz!’, cuando en realidad no hay paz” Jeremías 8:11. Dios nunca hará esto con tu herida. Dios sabe exactamente cuando estamos adoloridos, tristes, sin esperanza y sin paz. El quiere intervenir a tu favor y sanarte. Dios tiene un corazón lleno de compasión y ve tu dolor, El no lo ignora. Dios sabe el dolor que esa herida te ha causado y conoce a fondo tu necesidad de sanidad.

No hay nada como una herida mal curada, siempre duele y siempre te recuerda donde te lastimaste ¿verdad? Me lastime la rodilla recientemente, cada vez que quiero arrodillarme me duele. Cuando me duele recuerdo donde, cómo y cuando obtuve esa herida. Porque tengo dolor siempre me acuerdo de la herida; pero una vez que el médico me dé la medicina y el tratamiento adecuado este dolor pasará. Así mismo, Dios tiene el tratamiento y la medicina que necesitamos para sanar y vendar las heridas de un corazón roto.

Leí este versiculo en Salmos 34:18 que dice: “El SEñOR está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.” En Mateo 5:4 se nos dice también esto: “Dios bendice a los que lloran, porque serán consolados.”

Cuando tu corazón está roto, El está cerca y no porque se complace en verte sufrir sino que quiere hacer algo por tí. Bendecida eres cuando lloras…. A simple vista esto parece una contradicción ¿verdad? Pero ¿qué es lo que dice el verso acontinuación? ¡Porque serás consolada! Esa es la bendición que proviene de Jesús cuando está cerca para sanar nuestros corazones rotos: nos consuela, nos venda, nos sana. El está allí para cumplir con su misión.

¿Qué debemos hacer cuando tenemos el corazón roto y herido? Esta es la pregunta que requiere una respuesta. Es verdad que las lágrimas no dejan de faltar, el dolor se hace presente a cada momento y parece como si estuviéramos destinadas a vivir así. Qué equivocadas que estamos si pensamos de esta forma. El Señor vino para sanar y vendar las heridas de nuestros corazones rotos. Quiero sugerirte una prescripción acontinuacion:

1)Sométete a una temporada de sanidad. Eclesiastés 3:3 dice que hay: “…tiempo para sanar” No podemos dejar que el tiempo pase con heridas que siguen doliendo.

La sanidad que Jesús quiere darnos no es superficial sino desde adentro. Si tenemos una herida que necesita Su atención, entonces las animo a dedicar un mes en donde todos los días conversemos con nuestro Dios sobre esa herida. Dejemos que Dios la vende y la cure. Si tienes a alguién en quién confias pídele a esa persona que te ayude en oración.

Después de 30 días si lo lograste con Jesús entonces alégrate, pero si no es así y necesitas 30 días más ¡hazlo otra vez! Cuéntale todo sobre tu dolor. ¡Vale la pena! Te darás cuenta que Dios está muy interesado en curar esas heridas. El no las ignora.

Dios sabe lo difícil que es para nosotros vivir asi y por esto nos ofrece su sanidad. Mira lo que dice Salmos 22:24: “Pues no ha pasado por alto ni ha tenido en menos el sufrimiento de los necesitados; no les dio la espalda, sino que ha escuchado sus gritos de auxilio.” Me bendice muchisimo saber que Dios no me da la espalda o pasa por alto mis sufriemientos. ¡Este mensaje también es para tí!

2)No dejes que la culpa se entrometa en tu sanidad. A veces podemos sentirnos como si merecemos el dolor por el que estamos pasando y no dejamos lugar para ser sanados. En Salmos 147:3 se nos dice: “Él sana a los de corazón quebrantado y les venda las heridas.”

Este es un proceso. El puede poner su mano y en un instante sanar esa herida. Parece ser que en asuntos del corazón, Dios escoge el método de vendar nuestras heridas y esto nos habla de un proceso. ¿Con qué objetivo, me pregunto? El quiere que amemos al Sanador mas que a la sanidad. El quiere que realmente aprendamos a conocerlo. Que cuando salgamos de esta experiencia, nuestro amor y devoción hacia El sea mucho mayor.

Mantén una comunicacion abierta con Dios, aprendiendo de su Palabra y conociéndolo mejor. No te conformes con sentirte mejor, pero deja que El llegue al fondo de esa herida y la sane. ¡El puede hacerlo!

Dios quiere que sepas que tú vida vale la pena. Que El te creó para un propósito hermoso. Dios quiere ser tu vida porque solo en El encontramos lo que necesitamos para vivir una vida llena de satisfacción.

A veces esa cosa material en lo que hemos estado poniendo nuestra fe para nuestra felicidad y satisfacción es un ídolo que tiene que ser demolido para que podamos ver claramente que fuera de Dios no hay nada que pueda traernos la felicidad. ¡El es a quien necesitamos en esta vida! Cuando comprendemos esta verdad, empezamos a sanar y a vivir verdaderamente.

Te pregunto: ¿Qué pasos vas a tomar hoy para empezar a sanar ese corazón roto? Si deseas la sanidad da los pasos necesarios hoy mismo.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Hoy… Quiero Prácticar El Más Grande de los Mandamientos -Desayuno espiritual 13 de septiembre de 2014

“Jesucristo nos ha dado este mandamiento: Que el que ama a Dios, ame también a su hermano” I Juan 4:21.
Los mandamientos no se discuten, los mandamientos se cumplen.  Los mandamientos dados por el Señor son mandamientos de paz y de amor.  Porque él sabe el valor del amor y como el amor cubrirá multitud de pecados.  Hoy he sido confrontado con el mandamiento del Señor que dice, que el que ama a Dios que ame también a su hermano.   Sé que a veces es duro  amar y perdonar pero si quiero moverme en esa trayectoria lo primero que podría hacer es establecer el fundamento de la oración. Cuando comienzo por orar por la persona con quién me cuesta convivir, la oración primero establecerá la reconciliación con Dios y luego con los otros.  Por eso Jesús un día dijo: Orad por vuestros enemigos.
Cuando solo me concentro en mis heridas y dejo de orar por quienes me ofendieron muy pronto encuentro que la auto- conmiseración  me rodea y entonces pierdo de vista la grandeza del amor de Dios quién envió a su hijo para reconciliación.   Este es un mandamiento que jamás podré discutir con Dios,  Pero, por qué me parece tan difícil a veces tal mandamiento?  Precisamente porque golpea directamente en el centro de mi orgullo. 
Hoy sé, que cuando el mandamiento de amar a mi hermano me parece duro, es precisamente porque este mandamiento me está golpeando en el corazón mismo del orgullo humano  y el cristianismo tiene como función principal golpear el centro del ego. Hoy necesito tomar la decisión de obedecer a mi ego u obedecer el mandamiento del Señor.
La Biblia está llena de recomendaciones sabias y profundas acerca del genuino y verdadero amor que debe rodear mi alma.  Ella dice palabras como éstas: “Queridos hermanos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios.  Todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios.  El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor.  Dios mostró su amor hacia nosotros al enviar a su Hijo único al mundo para que tengamos vida por él.  El amor consiste en esto: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino que él nos amó a nosotros.
Señor, gracias por darme tu amor eterno e infinito.  Hoy quiero pedirte que me ayudes a vivir y practicar ese amor que solo viene de tí.  Sé que es duro para mi ego pero muy bueno para mi espíritu. Amén.
Dr. Serafín Contreras Galeano.