MATRIMONIO POR MISTICISMO

MATRIMONIO POR MISTICISMO
• Por “revelaciones” místicas. Entre discípulas y discípulos que estudian las Escrituras es muy improbable que ocurran matrimonios provocados por misticismos. Pero no está por demás una prevención contra esa clase de error. Los matrimonios por misticismo suelen crear infinidad de problemas a la pareja porque se contraen creyendo que son por voluntad divina revelada, cuando en realidad son producto del auto-engaño del corazón o de la ignorancia.
Misticismo aquí se refiere a algún tipo de ‘revelación’ exótica en que se basa la decisión de casarse, o, incluso, ¡hasta con quién! Esos misticismos suelen ser supuestas revelaciones de la voluntad de Dios para una persona a través de sueños (propios o de otras personas), supuestas profecías, visiones, palabras de ‘ciencia’, ‘pedir palabra’ al abrir la Biblia al azar, “para confirmación”, etcétera.
Por ejemplo, alguien dice a una mujer, “Soñé que me casaba contigo y que nos íbamos de misioneros a la India, luego oí una voz que me decía que te lo comentara”. Y en base a eso se le declara alguien a una cristiana. Ese sueño puede ocurrir como simple reflejo natural de que a ese varón le gusta la discípula, o puede ser que este espiritualizando las cosas porque está obsesionado en casarse con ella y en su corazón se ha auto-engañado al grado de que tiene esos sueños y quiere manipularla. Pero de allí a que eso implique que Dios esta diciendo que ella deba casarse con el, es ridículo y peligroso.
Hay sectas en donde algunas personas que dicen tener dones de profecía, por lo general mujeres ociosas y entrometidas, se dedican a repartir “palabras de parte de Dios” a jóvenes incautas, diciéndoles que se deben casar con este o con aquel otro. Tomar la decisión de casarse basándose en cosas tan subjetivas como sueños, etcétera, es riesgoso e irresponsable. Implica hacer a un lado totalmente lo que dicen las Escrituras al respecto del matrimonio y no tomar en cuenta a Dios.
Implica también dejar de lado la razón, el sentido común para tomar decisiones tan importantes.
Es irónico que las revelaciones místicas, que pretenden expresar “la voluntad de Dios”, realmente aparten a la gente de los principios bíblicos sobre el matrimonio y las claves que allí se dan para saber si es más conveniente quedarse solteras o escoger casarse, seleccionando cuidadosamente a la futura
5 1ª de Corintios 7:34
11
pareja. Y es irónico que anulen el sentido común para tomar todas las decisiones necesarias para que las cosas salgan bien.
Dice Proverbios: “el simple todo lo cree.”6
Así es precisamente la persona que basada en un simple sueño, ‘profecía’ y cosas así, procede a contraer matrimonio como si el mismo Dios le hubiese hablado desde el cielo.
Y es el doble de ingenuo quien además se guía por esos misticismos para decidir con qué persona casarse. Una panorámica de la Biblia muestra precisamente lo contrario. No vemos en ella un solo caso de ‘revelaciones especiales’ guiando los matrimonios personales de la gente.
Jacob no tuvo un ‘sueño’ para decidir casarse con Raquel. Rebeca no decidió casarse con Isaac basada en una profecía que algún líder religioso le diera. El texto de Génesis dice que ella decidió por sí misma, y tuvo tiempo para pensarlo.
No hay un registro de que Pablo haya sido arrebatado al tercer cielo para decirle que tenía el don de continencia, más bien todo indica que él se dio cuenta que tenía un don, así como toda la gente que tiene otros dones se da cuenta de manera natural. Daniel sirvió a Dios soltero, no dice que haya abierto la Biblia al azar para saber si se debía casar o no.
En el Nuevo Testamento no vemos ningún caso de uso del don de profecía ‘personal’, pretendiendo guiar a la gente a casarse con esta o aquella persona. No hay ningún registro en el Antiguo Testamento de que alguien haya tenido un sueño, o aun consultado al Urim y Tumin para saber si se casaba o no con alguien.
Para cuestiones de celibato o matrimonio, la decisión siempre fue personal, basándose en los principios de la Escritura existentes y en el sentido común y la vocación individual.
No sólo sueños y supuestas revelaciones proféticas, pueden producir matrimonios por misticismo.
Cuando los ministros manipulan su autoridad para andar “arreglando matrimonios” diciendo que tienen “sentires” o revelaciones de que “es la voluntad de Dios que te debes” casar con tal o cual persona, eso es también misticismo y algo muy delicado.
No hay casos en la Biblia en donde los ministros tuvieran la función de andar diciendo a la gente con quién se debían casar. Mas bien, como se ha visto, Pablo instruyó a los cristianos y cristianas para que examinaran con mucho
6 Proverbios 14:15
12
cuidado su vocación y llamado a la luz de las Escrituras y consultando la voluntad de Dios respecto y decidieran por sí mismos.
Un ministro espiritual y responsable podrá dar una opinión cuando se le solicita, siempre basándose en la Escritura, no en criterios subjetivos. Deberá, incluso, prevenir a cualquier oveja, si ve que un candidato o candidata a matrimonio no cumple con algún requisito bíblico.
Una discípula sabia sabrá dar un consejo a tiempo, si ve infatuada en un romanticismo idealista a una joven cristiana inexperta, para que medite bien una decisión apresurada de casarse. Todo eso es legítimo y una bendición.
Pero la decisión —y responsabilidad— final sobre quedarse soltera o casarse, pertenece exclusivamente a la discípula(o).
El siguiente proverbio es una sobria amonestación que se aplica a tomar con la debida seriedad todo lo que la Biblia dice acerca del matrimonio:
“Si fueres sabio, para ti lo serás (tú serás el beneficiado); Y si fueres escarnecedor (o sea, alguien que se burla con ligereza de los consejos que da la Escritura) pagarás tú solo (tú serás el afectado).”7
¡Casarse o no casarse! Con cuánta reflexión piadosa y cuidadoso estudio de nosotros mismos y la Escritura debe tomarse esa decisión. Con cuánta oración y uso del sentido común. Y en caso de llegar a una conclusión razonable de que tu vocación es el matrimonio, ¡cuánta más sabiduría es necesaria para elegir correctamente a tu futuro esposo!.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Lo Positivo y Fuerte de los Temperamentos: Melancolico - Flematico