martes, 12 de agosto de 2014

La alegria de ser perdonados: Serie de clasicos de los martes - Desayuno espiritual 12 de agosto de 2014

Por Roy Lessin

Amado con amor eterno
Jesús te ama como nadie jamás podría. Su sufrimiento, Su sacrificio, Su muerte y Su resurrección demuestran que el es El amor. Cuando te fijas en la cruz nunca tendrás que preguntarte si Él te ama.

Él vino para ti, Él murió por ti, Él vive para ti.

Cuando nos fijamos en su sangre derramada, nunca tendremos que preguntarnos cuánto Él tiene cuidado de nosotros. ¡Qué excelente precio que ha pagado por nosotros, más que todas las riquezas, de todos los reinos, en todo el mundo. Es a causa de la sangre derramada de Jesús que podemos ser perdonados y conocer la alegría de el perdón cada día.

Oscuridad

El pecado trae la oscuridad. Es el mundo de la oscuridad dentro de nosotros que la luz de Jesús Cristo busca invadir.

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y en él no hay tiniebla alguna. Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados y herencia entre los santificados por la fe que es en mí. Por la entrañable misericordia de nuestro Dios;por lo que el Aurora de lo alto nos visitará, para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.

La oscuridad espiritual es la presencia del pecado y de la ausencia de verdad en nuestros corazones y vidas. Podemos tener una educación y aún así estar en la oscuridad. Podemos estudiar la filosofía y la religión y aún así estar en la oscuridad. Podemos ir a la iglesia o hacer trabajo social en nuestra comunidad y aún así estar en la oscuridad. Podemos ser sinceros o ser tolerante con los demás y lo que creen y aún así estar en la oscuridad.

La oscuridad es el engaño, que nos impide el conocimiento de Dios; La oscuridad es la separación, que nos impide la comunión con Dios;la oscuridad es el aislamiento que nos impide la presencia de Dios.
La oscuridad es algo que debemos tratar como a un enemigo, sin embargo, muchos tratan como un amigo. Nos gusta la oscuridad porque sentimos que nos esconde de la exposición de lo que realmente somos. El pecado en nosotros es profundo. La oscuridad es nuestra capa y cubre de ser descubierto.
Jesús nos busca en nuestra oscuridad. Aunque podemos estar escondiéndonos de Él, Él no se esconde de nosotros. Él está de pie cerca de nosotros-vestido de vestiduras blancas ... cubierto de gloria ... llega con brazos de  misericordia ... nos invita a la luz admirable de su perdón y el amor.

Señor, líbrame de la oscuridad de mi propia manera.Coloca tu verdad dentro de mí para que yo te conozca. Quiero salir de mi escondite y caminar contigo en Tu luz. Sé que nada es oculto y que Tú me conoces dentro y por fuera.  Suelto toda mentira y engaño que me ha mantenido lejos  de Ti.Gracias porque me puedes tomar desde el reino de las tinieblas y me colocas en el reino de la luz. Doy la bienvenida a Su luz y amor a mi vida.

No hay comentarios: