se gustan o se aman'????



Muchas parejas se gustan pero no se aman. El gustarse es producto de una atracción pero, el amarse es el resultado de una relación. El amor en una pareja depende de la relación que lleven no del gusto que sientan. Al pasar el tiempo el gusto suele marchitarse pero el amor suele profundizarse.
Cuando establecemos un noviazgo o matrimonio en el “gusto” simplemente lo hacemos en base a lo externo o sea por la apariencia de esa persona, sus ojos, su pelo, su cara, su físico pero, cuando todo ello ya no llame la atención esa relación se ha de desmoronar, sin embargo cuando nos fundamentamos  en el verdadero amor lo hacemos en base a lo que hay dentro del corazón de cada uno.
A causa de las tormentas el gusto se viene al piso pero, el amor se afirma cada vez mas. Porque fuerte es como la muerte el amor… Cantares 8:6
La Poderosa diferencia entre amor y gusto es que el amor es fuerte tal como lo es la muerte pero, el gusto se desvanece más temprano que tarde. Cuando un hombre o una mujer ve a alguien del sexo opuesto y le atrae únicamente le gustó  pero no le amó. El gustar de una persona no es malo, lo erróneo es fundamentar una relación en el gusto y no el amor.
Muchas veces le preguntas a las personas que están de novios: ¿Porque andas con tal persona? Y esta es la respuesta “PORQUE ME GUSTA” y dicen lo correcto ya que eso es lo que sienten un simple gusto pero no un genuino amor.
Por supuesto que para amar a alguien primero debe gustarte, en otras palabras no debemos detenernos solo en gustarnos sino cultivar nuestra relación de noviazgo o matrimonio en respeto, confianza, sinceridad y los principios de la palabra de Dios.
¿Amas a tu pareja o simplemente te gusta? ¿Estás buscando a alguien que sencillamente te guste o alguien a quien amar? Si en tu relación únicamente estaban juntos porque se gustaban, es tiempo de empezar a cultivar el verdadero amor y dejar de lado las apariencias ya que somos muy amantes de lo externo pero inexpertos en lo que realmente interesa “el corazón”; Dios en un momento reprendió a un profeta llamado Samuel ya que estaba dictaminando la voluntad de Dios de acuerdo a lo que el veía con sus ojos naturales a lo cual Dios le respondió: “No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón” 1 Sam. 16:7.
Es tiempo de empezar a establecer noviazgos y matrimonios de acuerdo a lo que hay en el corazón y no conforme a lo físico. Esa es una de las causas por la cual hay tantos fracasos matrimoniales hoy en día, porque se vieron, se gustaron, se juntaron, empezaron a tener hijos y vinieron los problemas que destruyeron a esa familia.
Todo únicamente porque no estaban edificados en algo solido como lo es el “AMOR” sino en el “GUSTO”. Esta también es la razón por la que muchos viven de noviazgo en noviazgo y de matrimonio en matrimonio ya que en el momento que se desvanece el gusto que sienten por una persona van en busca de otra. “GUSTARSE NO ES LO MISMO QUE AMARSE”
Por Guia del Espiritu Santo
Carlos y Chantalle Villarreal
Pastores y Evangelistas, Miami – FL USA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III