martes, 21 de abril de 2015

Yo se...- Desayuno espiritual 21 de abril de 2015



Además, sé que mi Redentor vive, y en el fin se levantará, y dominará sobre la tierra. Job 19:25



La esencia del consuelo de Job, radica en la pequeña palabra "mi" -- "mi Redentor" --y en el hecho de que el Redentor vive. Oh, toma la posesión de un Cristo vivo. Tenemos que tener parte en él antes de que podamos disfrutar de Él. ¿Qué es el oro para mí, mientras que todavía está en la mina? Es el oro en mi poder lo que satisfará mis necesidades para conseguir las cosas que necesito. Así que, un redentor que no me redima, un vengador que no defienda mi sangre, ¿qué beneficios tiene?

NO reposaras satisfecho hasta que por medio de la fe puedas decir, he confiado en el Dios viviente y él es mío. Es posible que lo mantenga con inseguridad y duda la presunción de decir, "Él vive como mi Redentor". Pero recuerda, si tienes fe como un grano de mostaza, esa pequeña fe le da derecho a decirlo. Pero también hay otra palabra aquí, que expresa la fuerte confianza de Job: "Yo sé". Decir, "así lo espero, confío que sí" es cómodo, y hay miles de personas en el redil de Jesús que difícilmente van más allá. Pero para llegar a la esencia de la consolación debe decir, "Yo sé". síes,-posibilidad- peros –condicionamientos- y quizás –incierto-. Son destructores seguros de la paz y la comodidad. Dudas son cosas deprimentes en tiempos de tristeza.Si tengo cualquier sospecha de que Cristo no es mío, entonces hay vinagre mezclado con la hostilidad de la muerte. 

Pero si sé que Jesús vive para mí, entonces la oscuridad no es oscura: Incluso la noche es luz sobre mí. Seguramente si Job, en aquellos tiempos antes de la venida de Cristo, podía decir, "Yo sé," Deberíamos no hablar con menos seguridad. No permita Dios que nuestra certeza sea presunción. Asegurémonos de que nuestra creencia sea correcta, en el caso que descansemos en una esperanza construida sobre la arena, y entonces no nos conformemos con una simple justificación, Ya que es en las habitaciones de arriba que tenemos las vistas panorámicas. Un Redentor vivo, realmente mío, es la alegría indescriptible.

El material devocional se toma de "mañana y tarde," escrito por CH Spurgeon, revisado y actualizado por Alistair Begg. /www.truthforlife.org

No hay comentarios: