viernes, 1 de abril de 2011

Debilidades de los Temperamentos: Sanguineo

- SANGUÍNEO - 

• Fracasan con frecuencia debido a su voluntad débil y su falta de disciplina
• Debido a que son sumamente emocionales tienden a tocar a la gente cuando hablan. Tienen un gran atractivo para el sexo opuesto y por consecuencia afrontan más tentación sexual que los otros
• La debilidad de voluntad y la ausencia de disciplina los llevan más fácilmente a ser engañosos, deshonestos y poco fiables
• Tienden a comer en exceso y a ganar peso, encontrando difícil permanecer en una dieta. La falta de disciplina es la mayor debilidad del sanguíneo• Pueden llorar fácilmente. Tienen un doble problema de egolatría
• Son notoriamente desorganizados y siempre están en marcha; pocas veces planifican nada sino que se toman las cosas tal como vienen
• En raras ocasiones aprovechan sus errores pasados y muy pocas veces miran hacia delante. Sus cosas están en un completo estado de desorganización; nunca encuentran sus cosas aunque estén ahí donde las dejaron
• Maneja los enfrentamientos con una sonrisa desarmadora, una palmada en la espalda, una historia divertida, y el paso incesante de su atención a la siguiente cosa que llama su atención
• Detrás de su personalidad extrovertida existe una persona totalmente insegura; sus temores surgen en las áreas de fracaso personal, de rechazo o de desaprobación. El rasgo más traicionero del sanguíneo es su débil conciencia; con su oratoria es capaz de arrastrar a otros a su manera de pensar
• Cuando las cosas van mal no tiene dificultad alguna de convencerse a sí mismo de que todo lo que hizo estaba justificado. Pueden engañar, mentir o robar sin que padezca de una noche de insomnio. Son propensos a la exageración, al embellecimiento y al engaño
• Es poco práctico, de espíritu inquieto, no encaran los problemas yendo al fondo del asunto sino que los atacan por la tangente; su productividad es efímera, escasa. Son únicos para comenzar cosas y no terminarlas nunca
• El meditar antes de responder no forma parte de su hechura; le encanta agradar, olvida fácil sus resoluciones, citas y obligaciones. No puede esperarse de él que se ajuste a un horario o cumpla con los plazos prometidos
• Es propenso a modificar sus principios morales, conformándolos al medio ambiente que lo rodea. A veces domina y acapara la conversación de tal modo que se torna detestable; con el paso de los años tiende a hablar cada vez más de sí mismo y a ocuparse exclusivamente de cosas que le interesan a él, creyendo que los demás están igualmente interesados
• Nunca están lejos de las lágrimas; se desaniman fácilmente y pueden caer en el hábito de excusar sus debilidades o sentir lástima de sí mismo
• Nunca enferma de úlceras…se las provoca a los demás. Se arrepiente por la misma cosa una y mil veces
 LAS MAYORES NECESIDADES ESPIRITUALES: el don de la templanza o del dominio de sí mismo, paciencia, fe, paz y benignidad

No hay comentarios: