El Temperamento Flematico

"El fruto del Espíritu es amabilidad. No hay ley que condene esto". Galatas 5.22-23 



Es tranquilo, calmado, sereno, lento y equilibrado. La vida, para él, resulta una experiencia feliz en la cual prefiere no verse envuelto en los problemas de los demás

• Es tan tranquilo que pocas veces se irrita; hierve solamente cuando se le somete a una altísima temperatura. Rara vez explota dando rienda suelta a su enojo o a su alegría

• Ejerce un severo control sobre sus emociones; es de personalidad serena y algo tímida. Siente con más intensidad las emociones de lo que parece a simple vista; tiene gran aptitud para apreciar las artes y las cosas hermosas de la vida

• No le faltan amigos porque disfruta de la compañía de las personas y posee un raro sentido del humor. Es el tipo de persona que puede provocar risotadas mientras él permanece impasible sin esbozar siquiera una sonrisa
• Tiene desarrollada al máximo la capacidad de captar lo humorístico en otros. Su mente ágil y de gran retentiva lo hacen en ocasiones un excelente imitador
• Una de sus mayores delicias es utilizar para sus bromas a los otros tipos temperamentales. Le molesta el entusiasmo inútil y sin sentido del sanguíneo, la triste disposición de ánimo del melancólico, y le encanta echar un balde de agua fría a los fabulosos planes y ambiciones del colérico
• Procura ser un espectador en la vida, tratando de no verse envuelto o comprometido en las actividades de los demás. Si alguien logra convencerlo de hacer cosas que lo saquen de su rutina, lo hace a disgusto
• Es una persona simpática y de buen corazón, pero rara vez revela sus verdaderos sentimientos
• No busca espontáneamente el liderato, pero cuando las circunstancias se lo imponen resulta un líder sumamente capaz. Ejerce un efecto conciliador sobre los demás y es por naturaleza un pacificador
• Es un buen diplomático, contador, maestro, líder, científico y sobresale en cualquier tarea que requiera meticulosidad.

NOTA: “El impetuoso colérico fabrica lo que inventó el genial melancólico, que vende el apuesto sanguíneo y del cual disfruta el tranquilo flemático”

Reflexiones cristinanas

Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III