sábado, 30 de abril de 2011

Cuida tu Corazón poniendo los ojos en Jesús

“puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”.
Hebreos 12:2


En la vida nos enfrentaremos a un sinfín de circunstancias que querrán dañar nuestro corazón, situaciones que llevaran como objetivo golpear nuestro corazón para que de esa manera nos debilitemos y poco a poco nos alejamos del Señor.

Y es que a veces nosotros somos los que permitimos que eso ocurra, pues descubrimos nuestro corazón a cosas, situaciones o a personas a quien no tendríamos que descubrirlo.

Lo peor de todo es que al permitir que nuestro corazón sea dañado, nuestra actitud cambia, nuestros oídos se vuelven sordos ante la voz del Señor y nuestros ojos se fijan en lo que el hombre hace y no en lo que Dios puede hacer en una vida con corazón humilde.

Quizá tú fuiste dañado en algún momento, cuando por situaciones de la vida pusiste tus ojos en alguien a quien creías perfecto y digno de imitar, pero al ver como ese hombre o esa mujer fallo en algo, todo se te vino abajo y comenzaste a permitir que tu corazón sea contaminado por la voz del enemigo que te dice muchas cosas de las cuales ninguna es verdad.

Quizá tu líder o tu pastor en momento determinado no midió palabras y te dijo algo que te lastimo y eso daño tu corazón y ahora todo lo que él o ella haga o diga te es indiferente. Muchos hasta sean alejado de sus congregaciones al ser dañados en su corazón.

Y es que muchas veces cometemos el ENORME error de creer que cierta persona es perfecta y que jamás fallara. Ese es el error más grande que puede haber, puesto que todos tenemos un cuerpo corruptible, lo cual significa que estamos propensos a fallar, propensos a dejarnos llevar por nuestra naturaleza pecaminosa y de una u otra forma fallar.

Si algo me ha ayudado personalmente, es el hecho que jamás he puesto mis ojos en alguien en especial. Si bien es cierto en algunas etapas de mi vida admiraba la forma de servir de ciertos siervos de Dios, jamás permití que mi ojos estuvieran totalmente fijos en ellos, porque sabía que en cualquier momento me podrían defraudar, por tal razón decidí poner mis ojos solo en alguien de quien yo muy bien sabia que jamás me podría defraudar, el es Jesús.

Y es que por más que podamos buscarle defectos, jamás le encontraremos porque Él es PERFECTO, su caminar acá en la tierra también lo fue, y vino a enseñarnos que cuando una persona desde el corazón se propone a ser fiel a Dios en todo, se puede.

Hoy quiero invitarte a que renueves tu corazón delante de la presencia del Señor, que si los últimos días, semanas o meses has estado con tu corazón cruzado, permitiendo que el enemigo mine tu mente de tantos pensamientos negativos por el hecho de haber visto que alguien a quien tu admirabas fallo, puedas en esta hora volver tus ojos al único que jamás te fallara que se llama JESÚS.

No pongas tus ojos en un ser humano, mejor mira a Jesús Autor y Consumador de la FE, porque eso te ayudara para que puedas avanzar en tu vida cristiana y tu vida diaria, crecerás y tu fe cada día irá en aumento, no habrá nada que pueda hacerte desistir de este Camino, porque Jesús será tu modelo a seguir.

Si tu corazón ha sido dañado hoy te invito a que permitas que Dios pueda restaurarlo a totalidad, que pueda tomarlo y sanarlo a través de su dulce presencia, ve y busca del Señor, dobla tus rodillas y dile que lo necesitas, que necesitas que sane tu corazón, que quieres volver a sentir su linda presencia, que quieres tener nuevamente un corazón humilde y sobre todo que lo quieres agradar todos los días de tu vida.

Cuidemos nuestro corazón que cada día nuestra fe y nuestros ojos estén puestos nada mas en Jesús, que caminemos tratando de imitarlo y viviendo una vida que sabemos que le agradara, hagamos de Jesús nuestro modelo de vida.

¡Hoy Jesús quiere sanar y restaurar tu corazón si tan solo pones tus ojos en El!

Autor: Enrique Monterroza

viernes, 29 de abril de 2011

El camino del Amor

Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad no para hacerse felices la una a la otra.



Primero contigo mismo
Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás.

Manejar la soledad
Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Sólo se da lo que se tiene.
Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar y aceptarte para aceptar porque nadie puede dar lo que no tiene.

Paz interior
Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.

Fantasía que genera frustración
Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.

Autonomía
Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.

Autosuficiencia
Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando bien convencido seas capaz de decirle: "No te necesito para ser feliz".

Independencia.
Sólo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

Requerimientos
Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, autoestima y la práctica de una libertad responsable.

Autoestima y madurez.
Ámate a ti mismo madura y el día que puedas decirle a esa otra persona "Sin ti me la paso bien" ese día estarás preparado para vivir en pareja.

Compartir.
Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad no para hacerse felices la una a la otra.

Conclusión:
"Dos personas se aman únicamente cuando son capaces de vivir la una sin la otra, pero deciden vivir juntas"

jueves, 28 de abril de 2011

Como experimentar la paz de Dios

Por Frank King


En nuestro mundo de hoy, muchas cosas están sucediendo a nuestro alrededor que no entendemos y que podemos hacer poco al respecto. Los desastres naturales que hemos visto recientemente en el camino de los derrames de petróleo del Golfo, grandes terremotos y tsunamis, así como la propagación de los disturbios en los países árabes no tienen precedentes en términos de la frecuencia y la magnitud que están sucediendo.


Pero Dios puede darnos paz en medio de estos tiempos difíciles. Una de las cosas fascinantes de la Biblia es la forma en que nos da ideas prácticas para hacer frente a todos los aspectos de nuestra vida. Así que permítame presentarle un pasaje de la Biblia que nos instruye sobre la manera de experimentar una paz que sólo Dios puede dar: “No se preocupen por nada. Más bien oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo”. (Filipenses 4:6-7, TLA). Ahora, vamos a profundizar en los tres componentes de este camino a la paz.

No se inquieten. Es natural para nosotros la preocupación y la ansiedad cuando parece como si nuestro mundo personal se estuviera cayendo a pedazos, y hay muy poco que podamos hacer al respecto. Pero como pueblo de Dios, debemos aprender a remitir todas nuestras preocupaciones en el Señor (ver 1 Pedro 5:7). Cuanto más hagamos esto, menos ansiosos estaremos acerca de la vida. Esto nos lleva al segundo componente del camino hacia la paz:

Presenten todas sus peticiones delante de Dios en oración y ruego y con acción de gracias. Este es el medio por el cual dirigimos nuestra ansiedad sobre el Señor, como he mencionado anteriormente. Tenga en cuenta que el verso yuxtapone nuestro ser ansioso, con enseñándonos a pedir a Dios por todo. Esto nos dice que tenemos dos maneras de lidiar con lo que nos llena de preocupación y ansiedad. Podemos preocuparnos por ello, o podemos pedirle a Dios con acción de gracias. Pero, ¿cómo puedo orar con acción de gracias por algo que me preocupa? usted puede preguntar. Ahí es donde entra en juego nuestra fe en Dios. Debemos creer que si Él nos manda a hacer eso, se puede hacer. Los primeros intentos quizá no salgan tan bien. Pero debemos disciplinarnos y hacer de esta nuestra forma de vida.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y sus mentes. Cuando nos enteramos de la forma de sustituir nuestra tendencia natural a preocuparnos con la oración con acción de gracias, Dios nos dará una paz que sólo Él puede dar. La Biblia se refiere a esta paz como una que trasciende nuestro entendimiento. Eso significa que no hay manera de que nuestra mente natural pueda conocer posiblemente este tipo de paz.

La gente de hoy buscan la paz en todo tipo de cosas y en otras personas. Pero todos estos palidecen en comparación con la paz que Dios nos puede dar. El pensamiento humano nunca podría desear el nivel de paz que Dios desea darnos. Eso es porque esta paz de Dios trasciende nuestra comprensión. Es superior a cualquier disposición de paz en esta tierra. Aunque nuestra mente ni siquiera puede imaginar esta paz, la buena noticia es que Dios nos la concede a nosotros cuando colocamos nuestras cargas sobre Él a través de la oración.

miércoles, 27 de abril de 2011

La Verdadera Libertad

Qué significa vivir en libertad? ¿Es la libertad la licencia para hacer lo que nos dé la gana? ¿Es no tener obligaciones ni responsabilidades? La única libertad verdadera está en Cristo (Juan 8:32-36, Col. 1:13 y 14).
Áreas de esclavitud:
1- Temor y preocupación:
 incluye ansiedad por nuestra salud, temores de que nuestros seres amados mueran en un accidente o enfermedad, preocupación exagerada por nuestro desempeño en el trabajo, nervios anticipados por lo que nos pueda pasar en el futuro = todo esto consume nuestro tiempo, nuestra salud y nuestra paz, Isaías 41:10
2- El rechazo y la inferioridad: el enemigo se goza en hacernos creer que somos poca cosa o que no valemos. Dios nos ama porque somos sus hijos, Jeremías 17:7 y 8
3- Egoísmo: éste nos hace dirigir nuestra atención a nosotros mismos; cuando tenemos una perspectiva correcta de Dios, no podemos ser ególatras, Fil. 2:3 y 4
4- La envidia y la amargura: fábula del águila que envidiaba a otra porque ésta podía volar más alto y fue entregando todas sus plumas al cazador para que las usara con el arco en contra de aquella; al final se quedó sin plumas, sin poder volar y ella fue la cazada, Hebreos 13:5
5- Las adicciones y las concupiscencias: el chisme, alcohol, tabaco, exceso de comida, pornografía, todos son hábitos destructivos que nos esclavizan, Gal. 5:16-18
6- La culpabilidad: quizás por algún pecado pasado, el enemigo nos acusa continuamente y trata de desenterrar nuestro pasado para centrarnos en nuestras limitaciones o fallas y poder paralizarnos por la culpa; Dios en cambio quiere que nos enfoquemos en nuestra nueva identidad en Cristo, Rom. 8:1 y 2
7- El desaliento: nos lleva a vivir vidas sin significado ni propósito, Sal. 34:17-19

martes, 26 de abril de 2011

La Nueva Clase de Vida: la Vida Sobrenatural (2)

B- Hablar con la Palabra de Cristo (Mat. 12:36 y 37)
Una vez que soltamos y desparramamos las palabras, nunca podremos recogerlas de nuevo. Por eso es necesario tener cuidado con lo que decimos. Lo que decimos tiene poder. Podemos hablar para que cosas lleguen a ser. Maneras para controlar nuestro hablar:
1) Reprima el impulso de hablar áspera o neciamente: (Prov. 15:28) Debemos pensar antes de hablar
2) Ore acerca de lo que va a decir, especialmente en situaciones difíciles: (Fil. 4:6) Cuando no sabemos que decir, sólo hay una respuesta: ¡orar!
3) Aliente, exhorte y edifique a otros en amor: (Prov. 16:23 y 24) Nuestras palabras deben edificar y animar a otros
4) Evite un hablar necio, jactancioso, obsceno, hiriente o falso: (Ef. 4:29, 31; 5:4) La Biblia compara nuestra lengua con una chispa que puede quemar un bosque. Antes de hablar pregúntese: ¿Es verdad? ¿Es justo? ¿Edificará? ¿Beneficiará a todos?
5) Mantenga abiertos sus oídos y sea mas rápido para escuchar que para hablar: (Prov. 18:13) Una persona piensa cuatro veces más rápido que lo que habla
C- Conducirnos con el carácter de Cristo (Ef. 2:10)
Carácter es lo que somos cuando nadie nos está mirando. Nuestra conducta debe reflejar nuestro carácter. Maneras para tener el carácter de Cristo:
1) Sométase a la voluntad y disciplina de Dios: debemos ser obedientes a Él
2) Aprecie la herencia de Dios: Dios nos ofrece invaluables riquezas, pero las menospreciamos
3) Honre a Dios en santidad: honramos a Dios cuando reflejamos el carácter de Jesús
4) Use sus dones para servir a otros: (1ª Cor. 2:7)
5) Proclame el evangelio
6) Muestre fe en todas las circunstancias

lunes, 25 de abril de 2011

La Nueva Clase de Vida: la Vida Sobrenatural

Para vivir la vida sobrenatural en Cristo debemos: 

A- Pensar con la mente de Cristo (Prov. 23:7):
• Antes de ser cristianos no podíamos entender las verdades espirituales, pero ahora Cristo vive en nosotros y…1ª Cor. 2:16
• Nuestra rutina y nuestros hábitos pueden estar impidiéndonos pensar como Cristo
• Nuestra mente debe ser reprogramada y renovada: Efesios 4:17 y Romanos 12:2
• El Espíritu Santo es quien renueva nuestra mente por medio de la Palabra de Dios
• El proceso es continuo conforme cooperamos con Él
 Ilustración: imaginemos que nuestra mente es un armario o closet que necesita una limpieza espiritual anual. Encontramos cosas en ese armario que son inútiles o hasta dañinas. Las cosas útiles pueden estar ocultas bajo tanta basura, de modo que es difícil encontrarlas. Dios quiere que limpiemos y reorganicemos nuestro armario mental. Él quiere librarnos de la basura y del desorden. Quiere que las verdades bíblicas estén al alcance de la mano. Quiere que hagamos espacio para añadir más percepciones de parte suya con el paso del tiempo. Sin embargo, nosotros debemos cooperar en este proceso. Debemos darle a Dios libre control en el armario y no arrojar en él más basura
 Principios para tener la Mente de Cristo:
1. Pruebe sus pensamientos para ver si son de Dios: no debemos permitir que los pensamientos no sometidos corran libremente en nuestra mente. Debemos rechazar cualquier pensamiento que no honre a Dios (2ª Cor. 10:5)
2. Sujétese firmemente a la verdad y a la perspectiva de Dios: (Isaías 55:8 y 9), para pensar con la mente de Cristo necesitamos mirar la vida a través de los lentes de la Palabra de Dios; no debemos confiar en nuestros sentidos o sentimientos porque pueden ser engañosos
3. Pídale a Dios dirección, sabiduría y percepción espiritual: (Prov. 3:5-8; Sant. 1:5 y 6)
4. Nutra su mente con la Escritura: (Sal. 119:11, 97-99), la Biblia es un divino sistema de purificación del cerebro
5. Mantenga su mente fija en lo que es verdadero: (Fil. 4:8), Dios nos ordenó disciplinar nuestra mente para cambiar su enfoque. La televisión, las revistas, los anuncios y el Internet nos bombardean con lo inmoral, lo violento y lo obsceno. Pero Dios quiere que nuestra mente habite en lo que es justo, puro y admirable. Los buenos hábitos mentales son cruciales.

sábado, 23 de abril de 2011

Dia de Gracia

Por Diana Carolina Mendoza Corrales

Hola....
Me imagino que si no para todos, esta semana ha sido buena en gran manera, tiempos para compartir, para descansar, viajar y buscar mas del SEÑOR.

Para mi ha sido una gran semana de la mano del SEÑOR y estoy muy agradecida por ello.

Si esta semana no pudiste disfrutar por que te sentiste solo(a), triste y decepcionado(a) de la personas y de la vida, solo quiero recordarte que hay alguien que nunca nos falla y es quien llena nuestro corazon y nuestra vida de gozo.

Que nos puede brindar y de hecho nos da una vida con mucha satisfacción, que es duradera, no que se evapora o desvanece.

Pidele en estos instantes al DIOS del amor que llene tu corazón y que mañana puedas disfrutar con otros la alegria y la gracia de la resurrección del incomparable JESUS.

tomate tu tiempo para tener la conversacion mas sincera con el que puede escuchar, consolar y llenar tu alma, sin ningun sentimiento de remordimiento o desilusión.

Saludos.

 Pd. Un dia de gracia y de favor del REY de Reyes, puede borrar todo lo que la vida te ha quitado

;) Abigail

viernes, 22 de abril de 2011

El árbol de los amigos

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.

Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar y hay otras que apenas vemos entre un paso y otro. A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos. El primero que nace del brote es nuestro amigo papa y nuestra amiga mama, que nos muestran lo que es la vida. Después vienen los amigos
hermanos, con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros y luego pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos, los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino. A muchos de ellos los denominamos amigos del alma y del corazón. Son sinceros, son verdaderos. Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz y lo que necesitamos sin que se lo pidamos.
A veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón y entonces nos hemos enamorado y tenemos un amigo enamorado. Ese amigo da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a
nuestros pies.

Más también hay de aquellos amigos por un tiempo, tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas. Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo que estamos cerca.
También hay amigos distantes, aquellos que están en la punta de las ramas y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra y aunque no los vemos seguido están siempre cerca en nuestro
corazón.

El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano y otras permanecen por muchas estaciones. Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca, alimentando nuestra raíz con alegría. Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestras
vidas.
Cada persona que pasa en nuestra vida es única y siempre, siempre, deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Te deseo, hoja de mi árbol, paz, amor y salud, hoy y siempre.
Sin embargo, habrá también los que se llevarán mucho y, habrá de los que no nos dejaran casi nada. Esta es la situación en la que se comprueba que dos almas no se encuentran por casualidad.

Fuente:
http://www.leonismoargentino.com.ar/RefArbolAmigos.htm

jueves, 21 de abril de 2011

Ponerse de pie

Esta es una historia verdadera que sucedió hace algunos años en la USC
(Universidad de Carolina del Sur).


Había un profesor de Filosofía que era un Ateo profundamente comprometido. Su principal meta cada semestre era probar que Dios no podía existir. Sus estudiantes siempre tuvieron miedo de discutir con el por su lógica impecable.

Durante 20 años, siempre penso que nadie en su clase y fuera de el tenia el valor de ir en su contra. Claro, algunos habían discutido en clase alguna vez, pero nunca realmente en su contra; (mas adelante verán a que me refiero). Y no lo hacían porque él tenia una reputación.

Al final de cada semestre, en el ultimo día, el pediría a su clase de 300 estudiantes: “Si hay alguien que todavía cree en Jesús, póngase de pie!”.

En 20 años, nunca nadie lo hizo. Ellos sabían lo que venia después, el diría: “Porque todo aquel que cree en Dios es un tonto. Si Dios existiera, el lo demostraría impidiendo que este pedazo de gis se rompiera al golpear el piso, será tan sencillo para El, probar que es Dios, y aun así no puede hacerlo”. Y cada año azotaba un pedazo de gis en el suelo para que se rompiera en pedazos. Los estudiantes no podían hacer mas que mirar.

La mayoría de los estudiantes terminaban convencidos de que Dios no existe. Ciertamente, uno que otro Cristiano se había colado, pero por 20 años habían tenido miedo de ponerse de pie.

Pues bien, hace unos años, un joven que había oído historias sobre este maestro, se inscribió en esta clase pues sin él no podría terminar su carrera, tenía miedo. Durante los primeros 3 meses de aquel semestre, él oraba todos los días por tener el valor de ponerse de pie, sin importar lo que dijera el maestro, o que pensaran sus compañeros de clase. Nada de lo que dijeran quebrantaría su fe.

Finalmente llego el día. El profesor dijo: ” Si hay alguien que todavía cree en Dios, que se ponga de pie!”. El profesor y la clase de 300 alumnos lo miraron fijamente, en shock, al momento que se ponía de pie en el fondo del salón.

El profesor grito “TONTO! Si Dios existiera él lo probaría evitando que este pedazo de gis se rompa al golpear el piso!”.

Acto seguido arrojo el gis, pero al momento que lo hizo, el gis se resbalo de sus dedos y fue resbalando por su manga, por los pliegues de su pantalón y por su zapato hasta que, intacto, rodó por el suelo. El profesor quedo con la boca abierta observando el gis en el suelo, después levanto su mirada al joven que estaba de pie y salió corriendo del salón.

El joven entonces paso al frente del salón y hablo de su fe en Jesús por la siguiente media hora. Los 300 estudiantes escucharon como hablaba del amor de Dios hacia ellos y de su poder.

Ahora tienes 2 opciones:

1.- Escuchar ésta historia y mantener tu testimonio privado en silencio.
2.- Declarar a tus amigos tu fe y relación con Dios, y brindarles el valor que todos necesitamos diariamente.

A veces lo único que necesitamos hacer es PONERNOS DE PIE.

Pastor Abel Vázquez González
Fuente: ministros.org

miércoles, 20 de abril de 2011

Reflexiones Sé Agradecido

Muchas veces he leído estas sugerencias: Mantén un registro de las cosas por las que estás agradecido, escribió Donald C. Everhart. Cada mañana has una lista de los regalos de Dios para ti. Al final del día, escribe en tu calendario una cosa por la que puedes alabar al Señor.

Por mucho tiempo vacilaba. Me parecía demasiado simplista contar mis bendiciones. Consideraba apropiado darle gracias a Dios en los días buenos, ¿pero que iba a decirle en esos horribles días cuando estaba deprimido o en problemas o cuando parecía que todo iba mal? Sin duda, tenía muchos días cuando la alabanza no era apropiada, Al final, hice el intento. Todos los días por un mes escribí en mi calendario una cosa por lo que estaba agradecido. ¡Fue sorprendente! Hasta en los días rutinarios, aburridos y malos podía encontrar una razón para alabar a Dios.

Ya no llevo un registro en mi calendario, pero casi no pasa un día en que no piense en una buena razón para estar agradecido. Llevar un registro de las cosas que agradecemos es una forma de vivir en el espíritu de la Escritura.

Si estás solo y desanimado con tu vida y buscas una razón para seguir adelante, la esperanza está tan cercana como las palabras de la Biblia. Prueba la sugerencia anterior por 30 días. Escribe todas las cosas por las que estás agradecido, aún si es tan simple como estar agradecido por el pájaro cantor que viste en el parque o al observar a un niñito abrazando a su madre.

Siéntate en el portal al atardecer y mira la obra de Dios. Mientras miras a tu alrededor al mundo y su belleza, no puedes dejar de darte cuenta de la mano de Dios en tu propia vida.

En las palabras de Nathaniel Hawthorne:
La felicidad es una mariposa, que cuando se quiere atrapar, siempre se encuentra un poco más lejos de nuestro alcance, pero si permaneces quieto, tal vez se pose en ti.
Salmo 148:1,7

¡Alabado sea el Señor! Alaben al Señor desde los cielos, alábenlo desde las alturas… Alaben al Señor desde la tierra.

martes, 19 de abril de 2011

¡Deja de soñar y hazlo una realidad!

Proverbios 6:9 -11
Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir?
¿Cuándo te levantarás de tu sueño?
Un poco de sueño, un poco de dormitar,
Y cruzar por un poco las manos para reposo;
Así vendrá tu necesidad como caminante,
Y tu pobreza como hombre armado.

Dentro de la Iglesia e escuchado a muchos lideres decir que soñemos, que pensemos en cosas grandes y maravillosas y que Dios las hará, incluso hay un libro por ahí que se llama “Sueña y ganaras el mundo” y no es que este en contra de soñar, yo he soñando con ser alguien, he soñando con muchas cosas, solo quiero compartirte algo que Dios me dijo y creo que nos servirá para este comienzo de año.


Un día estaba como muchos de ustedes soñando con cosas para mis hijos, su futuro y el mío, en eso la voz de Dios interrumpió mis pensamientos diciendo… 
“Deja de Soñar y hazlo una realidad”.

Que verdad mas profunda, hazlo una realidad, cuantas veces hemos soñado ser cristianos modelos, bueno hay que hacerlo una realidad, cuantas veces hemos soñado con ser los mejores padres, bueno hay que hacerlo una realidad. 

Dejemos de soñar con ser Pastores de excelencia y convirtámonos en eso que soñamos.
Deja de soñar con tener una familia Feliz, trabaja para conseguirla!
Deja de soñar con tener unos hijos perfectos, trabaja para cambiarlos!
Deja de soñar con ser un lider popular, conviértete en el lider que Dios quiere que seas!
Hay veces que solo dejamos las cosas en sueños y hay sueños que siendo sinceros son egoístas que solo alimentan nuestro ego, nuestros sueños o metas que nos trazamos son solo para vanagloriarnos, iglesias inmensas, sueños que nos proyectaran a nosotros y no a Dios. 

¿Que clase se sueño tienes tu? 

Este año que comienza no te la pases planeando, sino REALIZANDO todo lo que Dios tiene para ti, deja de soñar con que Dios te habla y ponte a orar y veras que Dios te hablara sin dudar.

Hay veces que soñar implica NO HACER NADA, por eso no avanzamos, nos la pasamos soñando sin mover un dedo, solo nos quedamos con buenos propósitos, con sueños solamente.

Jueces 5:16
¿Por qué te quedaste entre los rediles,
Para oír los balidos de los rebaños?
Entre las familias de Rubén
Hubo grandes propósitos del corazón.
¿Por qué te quedaste entre los rediles, 
Para oír los balidos de los rebaños? 

CUANDO TENIAS QUE HACER ALGO, TE ESCONDISTE!!
Entre las familias de Rubén hubo grandes propósitos del corazón.

SOLO HAY ESO EN NUESTRAS VIDAS, GRANDES PROPOSITOS, GRANDES SUEÑOS, PERO SOLO ESO!!

Dios se quiere revelar mas a nuestras vidas y quiere hacer tantas cosas en nosotros pero no se las revelara a los que solo sueñan con las cosas sino a los que las hacen una REALIDAD.

Dios te bendiga.

lunes, 18 de abril de 2011

No mas Tinieblas..!

Ya hay demasiado fango en el sendero, no le amontones más.
Es ingrata tarea el hacer resbalar a los demás. Ya hay demasiado barro por la vida para que tú eches más.

Sé tú de los que aparten ese barro para no salpicar a los demás.
Ya hay demasiadas sombras por el mundo, ya no le pongas más. Haz tu vida tan clara y luminosa que evites tropezar a los demás.

Hay tanta podredumbre dondequiera que no es justo que tú la aumentes más;
echa a andar tu pureza sin temores, y entonces vivirás …
Somos luz y sal en la tierra. Con sólo decidir no ser parte del grupo que de todas maneras lo hace, ya es suficiente. Estás llamado para marcar diferencia.

Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón. Salmo 97:11
Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; Es clemente, misericordioso y justo. Salmo 102:4

Francisco Estrello

sábado, 16 de abril de 2011

Amor sin Ataduras

Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux, que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo y Nube Azul.

Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux, que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Azul, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu...

Nos amamos... empezó el joven
Y nos vamos a casar... dijo ella.

Y nos queremos tanto que tenemos miedo, queremos un hechizo, un conjuro, o un talismán. Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos, que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar la muerte.

Por favor, repitieron, ¿hay algo que podamos hacer?

El viejo los miró y se emocionó al verlos tan jóvenes, tan enamorados y tan anhelantes esperando su palabra...

Hay algo,-dijo el viejo- pero no sé... es una tarea muy difícil y sacrificada.

Nube Azul... -dijo el brujo- ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de luna llena. ¿Comprendiste?

Y tú, Toro Bravo -siguió el brujo- deberás escalar la montaña del trueno. Cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas, y solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, el mismo día en que vendrá Nube Azul. ¡Salgan ahora!

Los jóvenes se abrazaron con ternura y luego partieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte y él hacia el sur.

El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con las bolsas que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas.

Eran verdaderamente hermosos ejemplares.

Y ahora ¿qué haremos?, -preguntó el joven- ¿los mataremos y beberemos el honor de su sangre?

No, dijo el viejo.

¿Los cocinaremos y comeremos su carne?, propuso la joven.

No, repitió el viejo. Harán lo que les digo: tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres...

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros. El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse por el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.

Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón. Si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse el uno al otro.

Si quieren que el amor perdure... "vuelen juntos, pero jamás atados".

viernes, 15 de abril de 2011

Jesucristo el hijo del padre

Estas cosas habló Jesús,y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre… ellos…han conocido verdaderamente que salí de ti,y han creído que tú me enviaste. Juan 17:1-8.


Los apóstoles que el Señor había elegido para ser sus compañeros en el tiempo de su ministerio habían reconocido verdaderamente que Él había salido del Padre y había sido enviado por él. El apóstol Pedro, quien a menudo hablaba por los demás, testificó cierta vez: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” (Juan 6:68-69).
El Señor Jesús testificó varias veces que él había salido del Padre y había sido enviado por él. Había venido como hombre a esta tierra para revelarnos a Dios y al Padre. “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” (1:18). ¿Quién más que la persona que está en el seno del Padre habría podido revelarle? Que “había salido de Dios” prueba, por un lado, la procedencia del Señor Jesús y, por otro, estas palabras subrayan su venida voluntaria.

La expresión “el Padre que me envió” habla de su dependencia como ser humano. En plena armonía con el Padre, Él estaba dispuesto a ser enviado y cumplir su obra aquí abajo.

Todo aquel que es enviado por alguien recibe ciertos poderes del que lo envía. Éste también era el caso del Señor Jesús, quien recibió autoridad del Padre que le envió. Pero sólo los discípulos y algunas otras personas se subordinaron a Él. La mayor parte del pueblo judío lo rechazó y rehusó reconocerle este poder.

jueves, 14 de abril de 2011

Sofonias 9.17

Resuelvo no desperdiciar mi vida

Editorial Ministerio Cristo Roca Firme por Josué David Zapata Vázquez

Cada día que pasamos como creyentes en Cristo Jesús nos encontramos en el mismo lugar, reflexionando en donde invertir nuestro tiempo y recursos para el avance del Reino de Cristo. A consecuencia del pecado, nuestro cuerpo continúa su envejecimiento natural desde que nacimos, nos amenazan nuevas formas de enfermedades desde la caída del hombre y cada día estamos en la línea entre la vida y la muerte. Finalmente nos consuela saber que Dios es el Soberano sobre la vida y sobre la muerte.

Sin embargo, nos encontramos con la realidad de que cada cosa que hacemos con nuestro propósito, nuestro tiempo, nuestro cuerpo y nuestros recursos son el producto de donde se encuentra nuestro más profundo anhelo y cuál es nuestro más preciado tesoro. Podemos caer en la trampa de este mundo de invertir nuestro tiempo en cosas que a la larga nos dan tesoros temporales y satisfactorios a nuestro entorno presente pero que en nada abundan en tesoros celestiales y en nada nos sirven en nuestra continua batalla por nuestro gozo eterno en Dios.

También podemos tener la tentación de vivir de glorias pasadas y de momentos en el pasado donde hemos servido al Señor y hemos visto el Espíritu Santo de Dios obrando para Su Gloria en nuestras vidas y en nuestro entorno. Pero con el tiempo debemos entender que la vida cristiana no tiene un millaje acumulado, cada día comenzamos de nuevo en esa búsqueda continua de crecer en nuestro gozo eterno en Dios mediante nuestro servicio gozoso en el Reino de Cristo y estamos en continua expectativa del propósito y deseo de Dios en cada situación de nuestras vidas.
A comienzo de los pasados años he sido inspirado por hermanos del pasado como Jonathan Edwards para hacer mis resoluciones para año nuevo. Sin embargo, el principio de un año no debe ser el único momento para tomar un alto y re-direccionar nuestras vidas en las áreas que entendemos no están claramente enfocadas en el propósito de Dios y en la Verdad Revelada en Su Palabra.
Resuelvo No Desperdiciar Mi Propósito
“Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.” Romanos 11:36
“¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra. Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.” Salmos 73:25-26
Podemos resumir lo que es el propósito divino para nuestras vidas al crearnos de glorificar a Dios y gozar de Él para siempre. Sin embargo, recientemente hemos comprendido por Su Palabra que ambas cosas no están divorciadas la una de la otra ni son dos áreas en las cuales hay que crecer de manera independiente. El Espíritu Santo nos ha dado la convicción de que Dios es más glorificado cuanto más nos gozamos y estamos satisfechos en Él.
“Porque en Él (Cristo) habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad. ” Colosenses 2:9-10
Resuelvo no desperdiciar mi propósito de manera que no solamente mi mente y mi corazón lo entiendan sino que además mi voluntad, mis acciones y decisiones giren alrededor de esta grande verdad. Resuelvo predicar esta verdad en cada sermón que Dios me permita exponer su Palabra de manera que en cada frase que expresemos vaya con el propósito de que la Iglesia crezca en su gozo eterno en Dios. Resuelvo dirigir a la iglesia en alabanzas que glorifiquen a Dios y lleven a mis hermanos a deleitarse en la persona de Dios y en Su Presencia como su mayor tesoro y satisfacción en este mundo. De no hacerlo, llenaré mi mente y corazón de la Palabra de Dios de manera que produzca en mi arrepentimiento verdadero para no desperdiciar mi propósito en esta tierra.
Resuelvo No Desperdiciar Mi Cuerpo
“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:1-2
“Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación, conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.” Filipenses 1:19-21
Si nuestra única pasión es glorificar a Dios gozando de Él para siempre tanto en la vida como en la muerte, y si la vida que más magnifica a Cristo es la vida de amor sacrificial, entonces la vida es riesgo y el riesgo es correcto en la vida cristiana. Si escapamos de ella desperdiciamos nuestra vida. El riesgo es que nuestros cuerpos sentirán el sufrimiento, el cansancio, el rechazo y la carga que trae vivir una vida de gozo en Dios. Pero más que todo puede llegar al punto de la muerte por causa del Reino de Cristo.
Resuelvo no desperdiciar mis fuerzas y energía de manera que el mundo no vea que considero otras cosas más valiosas que Cristo. Resuelvo no desperdiciar mi salud o mi enfermedad sino que la usaré para glorificar a Dios en mi cuerpo de manera que sea magnificado Cristo en mi vida. Resuelvo guardar mi cuerpo en santidad glorificando a Dios en una vida de completa pureza sexual y fidelidad a Dios. Resuelvo que cada miembro de mi cuerpo, que es templo del Espíritu Santo, será separado para deleitarse y completamente estar satisfecho en Cristo Jesús en toda función que realice. De no hacerlo, llenaré mi mente y corazón de la Palabra de Dios de manera que produzca en mi arrepentimiento verdadero para no desperdiciar mi cuerpo en esta tierra.

Resuelvo No Desperdiciar Mi Tiempo
“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.” Efesios 5:15-17
“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca. En Jehová se gloriará mi alma; Lo oirán los mansos, y se alegrarán.” Salmos 34:1-2
Las palabras que se dicen se las lleva el viento pero el tiempo que se dedica a alguna cosa es la mayor prueba de que lo hablado va cónsono con la vida diaria de una persona. Puedo decir que Cristo es mi mayor tesoro y que deleitarme en Él en cada aspecto de mi vida pero si donde invierto mi tiempo no va a la par con esa expresión, de nada vale. El tiempo es algo esencial para Dios. Dios nunca llega tarde o temprano, siempre llega a tiempo. Todas las cosas que existen dentro del tiempo y espacio de Su creación están controladas por Su Soberanía. Toda la historia de redención ocurrió en Su tiempo y Jesús no desperdició ni un solo momento de su vida para glorificar a Dios.
Resuelvo no desperdiciar mi tiempo en cosas que a la larga tomen el lugar de mi Supremo Tesoro que es Cristo Jesús. Resuelvo dedicar un tiempo considerable a la oración y a escudriñar y meditar profundamente en las Escrituras. Resuelvo aprovechar mi tiempo dedicándolo a mi primer ministerio que es mi familia de manera que cada miembro de ella pueda gozar de Jesús de una manera más profunda y más real. Resuelvo orar cada día para que Dios sea el que dirija mis pasos de manera que mi tiempo esté sincronizado con el tiempo y el propósito que tenga su Espíritu para yo hacer o decir de acuerdo a Su Eterna Voluntad. De no hacerlo, llenaré mi mente y corazón de la Palabra de Dios de manera que produzca en mi arrepentimiento verdadero para no desperdiciar mi tiempo en esta tierra.
Resuelvo No Desperdiciar Mis Recursos
“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.” Mateo 6:19-21
“Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;” 2 Corintios 9:6-8
Dios nos da recursos no para que nuestras vidas giren alrededor de las dádivas sino que sean para glorificar al Supremo Dador de todas las cosas y que con cada cosa que Él nos permite vivir, vivamos de manera que muestre que todo le pertenece a Él. El apóstol Pablo habla de que debemos ser dadores alegres porque el gozo de dar viene de un deleite poderoso que pone el Espíritu Santo en nuestros corazones para dar.
Resuelvo no desperdiciar mis recursos de manera que el mundo vea que los considero mis tesoros demostrando así que Cristo es mi mayor tesoro. Resuelvo dar de mis recursos a aquellos ministerios que no vivan para acumular riquezas sino que las inviertan desinteresada y libremente en el Reino de Dios. Resuelvo no desperdiciar mis recursos en cosas que a la larga no servirán para el aumento de mi gozo en Dios y que de esta manera no glorifican a Dios. Resuelvo invertir mis recursos en la obra del Señor de manera que con lloro siembren la semilla que germinará el progreso del evangelio para las próximas generaciones. De no hacerlo, llenaré mi mente y corazón de la Palabra de Dios de manera que produzca en mi arrepentimiento verdadero para no desperdiciar mi recursos en esta tierra.
Conclusión: Resuelvo No Desperdiciar Mi Vida
“Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.” Marcos 8:34-38
Resuelvo que como es mejor perder mi vida por Cristo que desperdiciarla, dentro de mis fuerzas y energías buscaré que mi vida sea derramada en entrega completa a aquel que la compró en la Cruz del Calvario. Resuelvo que mi familia vivirá de manera que cada cosa que hagamos sea con el propósito de aumentar nuestro gozo en Dios mediante el disfrute de Su Creación, Su Presencia, Su Familia y Su Reino Eterno. Resuelvo que la influencia que tengo sobre una porción de la iglesia del Señor en todo el mundo sea para que sea una iglesia gozosa, alegre y completamente satisfecha en Él.
“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.” Efesios 3:20-21

Es por tu gracia

miércoles, 13 de abril de 2011

En que estado esta tu corazon?

El Señor no mira lo que mira el hombre;pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el Señor mira el corazón. 1 Samuel 16:7.

Un enfermo que pasó por una grave operación cardiaca contó: –Parecía estar bien de salud. Exteriormente todo iba bien, pero sin que lo supiera, estaba aquejado de una grave enfermedad, un aneurisma.

En lo concerniente a nuestra salud, nuestra apariencia puede engañarnos y hacernos peligrar. Esto también es cierto en la esfera espiritual y moral, pero tiene consecuencias mucho más graves. A los que nos rodean podemos parecerles una persona respetable, podemos gozar de buena reputación y tener una excelente opinión de nosotros mismos. Sin embargo Dios no nos juzga según nuestra propia opinión o la de la gente que nos conoce. Sondea nuestro corazón y lo declara incurable a causa del pecado. “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo el Señor, que escudriño la mente, que pruebo el corazón” (Jeremías 17:9-10).

¿No hay, pues, ninguna esperanza de cura para el gran mal del pecado? Demos gracias a Dios: el que nos declara incurables también nos dice: “Venid luego… si vuestros pecados fueren… rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18). Aceptemos el remedio prescrito por el divino médico: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31). Sólo Jesús salva al pecador mediante su obra cumplida en la cruz: “En ningún otro hay salvación” (Hechos 4:12). “El Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo” (2 Tesalonicenses 3:5).

martes, 12 de abril de 2011

Luna. 12 de abril de 2011 on Twitpic

Luna. 12 de abril de 2011 on Twitpic

Dios no es aburrido

Si Dios no es aburrido y su Espíritu produce gozo, ¿por qué a tantos hijos de Dios se los ve aburridos y bajoneados?

Hay cuatro respuestas para ésta pregunta:
1. Donde hay pecado nunca hay gozo, ni verdadera alegría. Podrá haber mucha risa, muchas bromas, pero si adentro hay pecado también hay aburrimiento, culpa y amargura; y desaparece el verdadero gozo de Dios.

2. Si no hay gratitud no hay gozo. El quejoso, al que nunca le gusta nada, al que le cae todo mal, el que vive cuestionando todo y a todos, es un amargado interiormente. En cambio ser agradecido a Dios y a las personas que nos rodean aumenta el gozo de Dios en nuestras vidas.

3. Muchos chicos viven aburridos y tristes porque no quieren compartir sus problemas y tristezas con aquellas personas que realmente pueden ayudarlos. Se “tragan” todo lo que les pasa, se tratan a sí mismos como “víctimas” y no dejan que nadie entre en su mundo para ayudarlos. Y como ven que nada cambia en sus vidas, comienzan a dudar de Dios y se bajonean más.

4. Muchos se vuelven aburridos y tristes porque piensan que ser cristianos es vivir con una larga lista de prohibiciones: NO al sexo. NO al baile. NO a la música. NO a salir con chicas o chicos. NO a pasarla bien y divertirse.
  • Les han enseñado que la santidad es un NO en sus vidas… ¡y huyen de ella!
  • Pero esto no es así. Dios te dice:
  • SI al sexo (pero en el matrimonio).
  • SI a la música cuyos contenidos (letra) sea positivo y sano para tu vida.
  • SI a compartir con chicos y chicas que te hagan bien, que te alienten en lo bueno y te adviertan en lo malo.
  • SI a pasarla bien y divertirte con tu novia/o y con tus amigos, sin caretas y disfrutando cada momento.
  • SI a buscarlo cada día para que Su gozo te llene.
  • Pero cuando Dios te dice NO a algo lo hace para protegerte y para darte algo mucho mejor.
Mira las diversiones “Estilo Satanás”:
Las que producen conflictos y divisiones:
Peleas…
Romper y destruir…
Bromas pesadas, burlas…
Tranzar…
Manipular para obtener lo que quiero…

Las pecaminosas que arruinan la vida y la relación con Dios:
Sexo pre-matrimonial…
Borracheras…
Drogas…
Cigarrillos…
Boliches (porque encontrás todo lo anterior, más el peligro siempre latente de perder tu vida)

Las que enferman y corrompen la forma de pensar:
Pornografía…
Ocultismo…
Brujería…
Violencia…
Juegos de Rol… (si contienen todo lo anterior)…
Anime y Manga (si contienen todo lo anterior)…
Música no cristiana…
Pasar horas y horas con aquellos que no conocen a Jesús hablando como ellos y pensando como ellos (tenemos que estar con ellos pero no convertirnos a ellos).

Mira las diversiones “Estilo Dios”:
Lo realmente bueno de las diversiones estilo Dios es que ninguna te esclaviza. No terminas siendo un vicioso, ni un adicto. Tu mente no se corrompe, ni se lastiman tus emociones. No pierdes la libertad que te da Jesús. La libertad de decidir, la libertad de escoger lo mejor para tu vida.

No te voy a dar una lista de diversiones porque no es necesario. Cualquiera puede ser una excelente diversión estilo Dios si reúne 3 requisitos importantísimos:

1. Si podés alabar y agradecerle a Dios por cómo te divertiste.

2. Si no te produjo tentaciones o te involucró con el pecado.

3. Si pudiste bendecir y ser un buen ejemplo para otros.

¡Y la pasaste muy bien en el proceso!

Por Edgardo Tosoni

lunes, 11 de abril de 2011

Agua en el desierto

“Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.” - Si alguna vez has viajado a través del desierto, usted notara que se trata de milla tras milla de zonas secas y áridas en el paisaje. En el camino encontraras aéreas, verdes arbustos, arboles, árboles y plantas con flores. Esto significa que hay corrientes de agua cerca. Con agua aun en el desierto llega la vida.

Lo mismo ocurre, en nuestra vida., sin Dios nuestra vida tiende a ser como el mismo desierto. Nos arrebata nuestra la energía, la creatividad y nos obliga. Eventualmente a sentimos golpeados, cansados, y secos. Pero Jesús dice, “yo soy agua viva; el que me acepte nunca tendrá sed.” El no hablaba de sed física. El hablaba sobre satisfacer nuestra sed espiritual, para poder florecer y venir a la vida.

¿Qué con eso? ¿Te sientes a veces como vacio, seco como un estanque sin agua? Ven a Cristo y disfruta de una bebida fría cuando lo necesites.

sábado, 9 de abril de 2011

HOY es mí gran dia!!!

Por Diana Carolina Mendoza Corrales

HOY es mí gran dia!!!!

HOY estoy agradecida de lo hermosa, tierna y maravillosa que es mi Vida, de esa Vida que antes no tenía pero que la encontré estupenda en el Incomparable JESUS!!!!

H0Y es mí gran dia!!!!

NO es una frase, ni un estilo de vida muy frecuente en mí, igualmente, me imagino que en el tuyo tampoco, por lo menos, yo siempre estoy pensando en lo que aún no tengo y que mucho bien me haría tener en el HOY!!!

DIOS ha hablado y nos dice que Él nunca nos dejará ni nos desamparará (Hebreos 13.5) Si el lo dijo así será. Pero como hacemos para creer y vivir en esta verdad, le pregunto al SEÑOR???

Y hermosamente me respondió por medio de su palabra en la mañana de hoy, espero que para ti también sea de bendición y sea la respuesta a muchas de tus inquietudes con respecto a tu mañana, a tu futuro, a tu destino, a tus sueños...

Me llevó a reflexionar en la biblia sobre la vida de Rut y Saúl. 

Rut era una mujer que no era cristiana, su cultura era pagana, no adoraba al Dios Vivo, en su cultura y familia no se conocía al Dios de la Biblia, osea, que podría resultar muy fácil para ella excusarse en ese hecho, pero fue muy distinta su actitud, se quedo con su suegra que si adoraba al SEÑOR después de ambas haber quedado viudas y le hizo juramento eterno de seguir a su lado y de adorar a su Dios, pero no era una promesa simple y solo con relación a su suegra Noemí, era toda una confesión de fe, de amor, de dependencia al SEÑOR y Él la escuchó. 

         Porque iré adonde tú vayas, y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será 
         mi    pueblo, y tu Dios será mi Dios. Moriré donde tú mueras, y allí
         seré sepultada. ¡Que me castigue el Señor con toda severidad
         si me separa de ti algo que no sea la muerte!
                                               Rut 1.16-17

Ninguna de las dos sabia que traería para ellas el destino, solo sabían que debían volver a la tierra de donde era Noemí, la tierra donde se adoraba al SEÑOR, la tierra donde tu y yo debemos habitar, en su presencia!!!

Y el SEÑOR utilizó varios giros del destino para lograr una de las historias de amor mas poéticas de la Biblia, en las que Rut se casa con Booz, la ama, le da un lugar especial, la trata con ternura y delicadeza. Y quedan atrás todas las aflicciones pasadas para albergar y disfrutar el gozo y la dicha de la bendición, además de el honor de ser de la genealogía del SEÑOR JESUS y el rey David.

Por su lado Saúl era un joven apuesto, ocupado en sus actividades diarias, pero nada que le mostrara un giro extraordinario en su vida, las mismas personas, las mismas actividades, lo mismo cada día, al que por "casualidad" en uno de esos "ordinarios" días le toco ir en busca de las burras de su padre, animales de gran valor en aquellos tiempos y región, para extraviarse en el camino y encontrarse con la bendición del magnifico sacerdote Samuel y ungirlo como rey de Israel!!!

Al salir Saúl en busca de sus burras, se imaginó que no regresaría igual de donde salió????

Saúl salió de su casa siendo hijo de familia y regresó como el hombre escogido por Dios para ser rey de Israel.

Así, nosotros debemos a aprender a serle fieles a Dios, a creerle, ser diligentes pero confiar que el tiene el control, y que el será quién se encargará de mover todas las fichas sin nosotros darnos cuenta en nuestro HOY para que en el mañana todo encaje a la perfección.

Solo tenemos que estar en sintonía con el SEÑOR, permanecer en su amor, en su palabra en
 su presencia para ser dirigidos en libertad a sus propósitos perfectos para ti y para mi.

HOY es mí gran dia!!! por que el mañana lo ha preparado el Señor...Disfruta y alegrate en el Dios de nuestra Salvación....para esperar que se nos diga igual que Samuel le dijo a Saúl...


           El cocinero sacó un pernil entero, y se lo sirvió a Saúl. Entonces 
           Samuel dijo: —Ahí tienes lo que estaba reservado para ti. Come, pues
           antes de invitar a los otros, tu ración ya había sido apartada para 
           esta ocasión. Así fue como Saúl comió aquel día con Samuel.
                     1° Samuel 9.24

(te invito a leer todo el capitulo 9 de 1° Samuel y oro para que el SEÑOR sea hablando a tu vida y derramando gracias especiales sobre ti)

Abigail ;)