Jesus purga el templo: En el Camino al calvario Nº 3


Era la semana de la Pascua de los judíos. La Pascua era el punto culminante del calendario judío. Vino gente de todas las regiones y de muchos países para estar presente en la celebración. A su llegada, estaban obligados a cumplir con dos requisitos.

Primero, el sacrificio de un animal, generalmente una paloma. La paloma tenía que ser perfecta y sin defecto. Si trajo un sacrificio de tu propia elaboración, se consideraría insuficiente por las autoridades en el templo. Así que, bajo el pretexto de mantener el sacrificio puro, los vendedores venden palomas — a su precio.

En segundo lugar, la gente tenía que pagar un año impuesto del templo. Durante la Pascua de los judíos, el impuesto tuvo que ser dado en la moneda local. Sabiendo que muchos extranjeros estarían en Jerusalén para pagar el impuesto, cambistas convenientemente ponían mesas y ofrecían el intercambio del dinero extranjero por el local, por un precio módico, por supuesto.

No es difícil ver lo que enfureció a Jesús. Peregrinos viajados días para ver a Dios, para presenciar el Santo, para adorar a su Majestad. Pero antes de que se las llevaron a la presencia de Dios, fueron tratados deshonestamente tomando su dinero.

¿Necesita enojarse Dios? por interferir en la gente que quiere verlo. Explotar a la gente en nombre de Dios.

En la irrupción de Cristo, las palomas revolotearon y las mesas volaron, la gente se dispersó y los comerciantes huyeron.

Esto no era un berrinche o una rabieta. Fue un acto deliberado con un mensaje intencional. Dios nunca tendrá por inocentes a aquellos que explotan el privilegio de la adoración.

La pasión de Cristo el lunes es indignante. Hay mercachifles en la casa de Dios. Recuerda por qué Jesús purgó el templo. Los más cercanos a él pueden estar más lejos de él.


Fuente: Los Angeles guardaron silencio por Maxc Lucado (Thomas Nelson) - ww.biblegateway.com





Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III