viernes, 8 de mayo de 2015

Entonces y ahora - Desayuno espiritual 08 de mayo de 2015

15 Jesús sabía que los fariseos estaban conspirando para matarlo por eso abandonó ese lugar. Muchas personas lo siguieron, y Él sanaba a todos,(...)
Mateo 12:15(VOICE)


Qué variedad de enfermedades debieron haber sido presentadas a observación de Jesús. Sin embargo, no leemos que Él estuviera disgustado, sino que esperó pacientemente en cada caso. ¡Qué combinación de males debieron haber reunido a sus pies!. Qué repugnante las úlceras y llagas – putrefactas. Sin embargo, Él estaba listo para cada nueva forma de mutación del mal y Él venció a todas sus formas. Dondequiera que la flecha de fuego aterrizó, él apagó su ardiente poder. La fiebre, la cojera, la tristeza o el frío de la hidropesía; el letargo de la locura, la lepra y la ceguera - todos conocían el poder de su palabra y huían de su poder. En todos los aspectos de la batalla era triunfante sobre el mal y recibió el homenaje de los cautivos liberados. Él vino, vio y venció en todo.

Todavía es el caso hoy en día. Cualquiera que sea mi propia condición, el médico amado me puede sanar. Y cualquiera que sea el estado de otras personas, a quienes puedo recordar en este momento en oración. Puedo tener la esperanza en Jesús que Él será capaz de sanarlos de sus pecados. Mi hijo, mi amigo, mi querido - Puedo tener esperanza para cada uno, para todos, cuando recuerdo el poder curativo de mi Señor; y por mi mismo, a pesar de mi lucha con graves pecados y debilidades, todavía puedo gozarme y estar confiado. El que recorrió en la tierra los hospitales todavía concede su Gracia y hace maravillas entre los hijos de los hombres: Permítase ir a Él de inmediato y sinceramente.

Permítase alabarlo hoy como recordatorio de las sanidades espirituales que Él ha obrado, lo cual trae la más grande exaltación, tomando sobre sí nuestras enfermedades. "Por su llaga fuimos nosotros sanados." 1 La iglesia en la tierra está llena de almas curadas por nuestro amado Médico; y los habitantes del cielo confiesan que "Él sanaba a todos." 

Venga, entonces, mi amado, declare ampliamente la virtud de su gracia, y "Esto le dará renombre al SEÑOR, será un eterno signo que no será destruido. "2

1 Isaías 53: 5 2 Isaías 55:13



El material devocional se toma de "mañana y tarde," escrito por CH Spurgeon, revisado y actualizado por Alistair Begg. /www.truthforlife.org