El prado y la voluntad de Dios - Desayuno espiritual 04 de marzo de 2014

Por Roy Lessin

Sabed que el Señor es Dios; Él es quien nos ha hecho, y no nosotros a nosotros mismos;. Somos su pueblo y ovejas de su prado Salmo 100:3 NVI

¿A qué podemos comparar a la voluntad de Dios en nuestras vidas? Puesto que somos su pueblo y ovejas de su prado, su voluntad para con nosotros se puede comparar a un prado. Un prado es el lugar adecuado, el lugar seguro, y el lugar perfecto para las ovejas para llamar a casa. No se nos llama "las cabras de su prado." Las cabras de montaña pueden ser en casa en las rocas escarpadas de las colinas y por los torrentes que descienden hacia el valle, pero las ovejas necesitan un hogar por aguas tranquilas, en verdes pastos, y con un pastor que guarda su camino.

Cuando Jesús, como el Buen Pastor, encuentra la oveja perdida y la lleva de vuelta al redil, Él está tomando esa oveja de nuevo en el centro de la voluntad de su Padre. Cada vez que nos desviamos de la pradera del Señor que están cayendo en el peligro de estar fuera de su voluntad.

Pasemos, con corazones de confianza, en el prado verde exuberante de su voluntad; Déjenos se alimentan de las promesas que guardan nuestras almas de la necesidad; Escuchemos la voz del Pastor, que nunca habla una palabra indiferente; Bebamos de las aguas que apagan nuestra sed más profunda, vamos a simplemente y de manera pacífica caminamos en el sendero de las cosas buenas; Dejémonos refrescamos dentro de los lugares de descanso que Él prepara para nosotros en el camino.

Su voluntad nos lleve a través del valle y las sombras, pero nunca nos aleja de su presencia. Dentro de su voluntad, nos enteramos de la bendición de la corrección y el consuelo de su mano fuerte, dentro de su voluntad, nos encontramos con los lugares festines que proporcionan provisión para nuestras necesidades y la victoria sobre todos los enemigos que busca devorar y destruir.

En prado del Señor nos encontraremos con más que suficiente para desbordar nuestra taza de alegría, nos deleitarán con la dulce fragancia del aceite de su Espíritu que se vierte sobre nosotros para ungir y sanar, y recibiremos la abundancia de su misericordia y de la favores de su bondad ahora y para siempre!

Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III