Esther y la Providencia Divina II

“… ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”, Est. 4:14

La negativa de Vasti enfureció a Asuero (v. 12 – 15); a él le preocupaba lo que sus consejeros pensarían, así que… ¡sale Vasti, entra Ester! Dios trabaja de manera misteriosa, Él SIEMPRE está en control. En este momento, Ester no tiene ni idea de lo que está sucediendo en el palacio, ni del decreto real, PERO Dios siempre está en movimiento, aunque su modo de actuar es diferente al nuestro.

La oportunidad de llenar una vacante en palacio se ha presentado y, como era de esperarse, Dios YA tiene lista a alguien para llenarla. OJO: tenemos la tendencia a pensar que si Dios está realmente interesado en nosotros cambiará las cosas dentro de los próximos 60 minutos, o antes de que se meta el sol, o antes de que acabe la semana; pero, DIOS NO ES ESCLAVO DEL RELOJ HUMANO.

Asuero terminó borracho, amenazado por la negativa de su esposa y luchando por controlar la situación. Entonces inicia la convocatoria para el concurso de Miss Persia (2:2 – 4). Asuero no sólo conseguiría una esposa, sino que también se aseguraba de tener a la mujer más bella de Persia. Veamos algunos detalles del concurso (2:12):

Durante todo un año se les preparaba con cremas y perfumes

El historiador judío Josefo cuenta que se les daban masajes, se les pulía la piel para purificarlas y embellecerlas

Les enseñaban el arte de la seducción, la cosmética, los peinados y los vestidos

Cada una de ellas debía pasar una noche con el rey, quien entonces haría la elección. La ganadora se convertiría en la reina de Persia

Ester formaba parte de las minorías, pero su belleza física llamó la atención de alguien (2:8 y 9). A partir del v. 10 se narra todo el protocolo que seguían las candidatas. En los v. 15 – 17 vemos el resultado del concurso: Miss Persia. Asuero encuentra esposa, Mardoqueo y Ester están sorprendidos; pero luego viene un paréntesis en la historia donde se narra la conspiración contra el rey (2: 21 – 23). En el capítulo 3:1 y 2, leemos que fue Mardoqueo el que salvó la vida de Asuero descubriendo la conspiración; pero, ¿Por qué Amán es engrandecido? La vida no sólo es difícil en ocasiones, sino también INJUSTA.

En el capítulo 3:3 – 6 vemos cómo se enciende la ira de Amán y ordena el exterminio de los judíos. Mardoqueo se entera de lo que Amán tramaba y se vistió de saco y se sentó en ceniza (4:1 y 2). Luego le manda contar a Ester, quien ahora se encuentra en un dilema grande: si obedecía a Mardoqueo lo arriesgaba todo (v. 9 – 12).

 Continuará…

Comentarios

Entradas populares de este blog

A donde fue Cain después de haber matado a su hermano Abel

{Ester} Dia XVI... Consuelo - Desayuno espiritual 28 de febrero de 2015

Las Doce Combinaciones Temperamentales III