viernes, 26 de agosto de 2011

Cerrando Ciclos II

ueces 6:1 y 2: los judíos estaban en sus cuevas, escondidos, atemorizados porque los de Madián los asolaban; muchos preferimos encerrarnos en nuestras cuevas para no sufrir, para no pagar un precio, para no relacionarnos con nadie, para no comprometernos, para no involucrarnos, para no cambiar.
V. 3 – 6: cuando Israel sembraba venían los madianitas, los amalecitas y los orientales (árabes) con sus camellos y su ganado y destruían todo, empobreciendo de esta manera a Israel. Ellos eran muy superiores en número y fuerza, y durante siete años hicieron que los israelitas cavaran cuevas e hicieran escondites para el grano y para ellos. Dios tiene planes para nosotros, nos da sus promesas, pero el enemigo viene justo cuando hemos sembrado, cuando queremos hacer algo, cuando decidimos obedecer a Dios, y busca amedrentarnos para que nos encerremos en nuestras cuevas, sin ánimos para seguir adelante, ni deseos para cumplir el propósito de Dios en nuestras vidas.
V. 11 y 12: Dios se le aparece a Gedeón, el cual sacudía “a escondidas” el trigo en el lagar para esconderlo de los madianitas. Jehová le dice: “Varón esforzado y valiente”… ¿cómo? Si estaba trabajando a escondidas, muerto del miedo. Dios lo vio como un valiente, aunque él estaba atemorizado, porque Dios ve nuestro potencial, lo que hay dentro de nosotros. Dios sabía a quien tenía que llamar para libertar a los judíos del temor.
V. 13 – 15: Gedeón se pone a discutir con Dios. El Señor le había dicho “esforzado y valiente” y él se arrancó con una letanía de quejas, amargura, reclamos. Además, evidencia su falta de valor y confianza en sí mismo y en Dios: “Yo, el más chiquito de mi casa, una familia pobre…”
V. 16: Dios le dijo: “Yo estaré contigo”; Él nunca nos deja solos cuando trae cambios a nuestra vida o cuando nos dice que hagamos algo. Dios quería que los judíos cerraran un ciclo de 7 años de temor, de carencias, de frustraciones y que derrotaran a los madianitas.
V. 25 – 27: para cerrar el ciclo, Gedeón hace tres cosas:
a) Destruye los altares de Baal y Asera y levanta altar a Jehová: pero como aun tenía temor, lo hizo de noche para que no lo vieran. No importa que sintamos temor, dudas o incertidumbre, demos un paso de fe. Cuando los hombres de la ciudad se enteraron de lo que había pasado, fueron a reclamarle a Joás, papá de Gedeón, pero él lo defendió y ese día Gedeón fue llamado Jerobaal (v. 28 – 32).
b) Señales del vellón (v. 36 – 40): para asegurarse de que verdaderamente Dios iría con él.
c) Escogió al equipo, sus 300 (Jue. 7:1 – 7): ¿para qué servirían los 300? ¡Para tocar las trompetas, romper los cántaros y gritar! Dios le dijo a Gedeón que la victoria era suya.

domingo, 21 de agosto de 2011

Cerrando Ciclos I

Dios ha puesto movimientos y secuencias que se cumplen en la naturaleza: el sol y la luna, el día y la noche, todo se mueve en sucesión ordenada conforme al plan de Dios, siguiendo ciclos. Los animales del campo, los hombres y los seres del mar hacen lo que tienen que hacer conforme a los tiempos de Dios y al ciclo de vida (nacer, crecer, reproducirse y morir).

La vida del creyente tiene un tiempo predestinado en la tierra; por tanto, debemos hacer diligentemente lo que Dios nos ordenó, pero para eso, hay que cerrar un ciclo, antes de comenzar otro. Hay que saber discernir cuándo una etapa llega a su fin. Cuando insistimos en alargarla más de lo necesario, perdemos la alegría y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir. Debemos poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capítulos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.

¿Dejaste el trabajo? ¿Terminaste una relación? ¿Saliste de casa de tus padres? ¿Te fuiste a vivir a otro país? Podemos pasar mucho tiempo preguntándonos por qué sucedió así, pero esa actitud sólo nos traerá un desgaste inmenso. Antes de comenzar un nuevo capítulo hay que terminar el anterior: lo pasado no volverá jamás. Una regla dice que los pendientes se tienen que dejar para mañana, “si no, qué voy a hacer mañana”. Otro dicho popular dice: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. La Biblia dice: No te jactes del día de mañana; porque no sabes que dará de sí el día, Prov. 27:1, ¡Hoy es el día para cerrar ciclos!

Imaginemos a un médico que está operando el cerebro o el corazón a medianoche, y dice: “Bueno, estoy muy cansado, mañana a las siete de la mañana sigo con la operación”. O tomemos como ejemplo al piloto de un avión, el cual de repente dice: “Señores pasajeros, tengo un fuerte dolor de cabeza, voy a descansar, al rato vengo a seguir piloteando el avión”. O el jefe de bomberos que al ser solicitado su servicio debido a un fuerte incendio en una gasolinera, dice: “Ya tomé su mensaje, pero mañana a primera hora ahí estaremos sin falta”, ¡Esto no es lógico!

Los pendientes generan consecuencias que en ocasiones pueden ser graves y hasta mortales. Las cosas pendientes, sin resolver, son como grandes bolsas de arena que pesan sobre la cabeza. Y los ciclos no cerrados generan pendientes, y los pendientes son obstáculos que nos impiden avanzar, que nos estancan. Debemos resolver los asuntos pendientes para cerrar ciclos. Cuando ignoramos cómo se mueve Dios y que Dios es un Dios de cambios, nos aferramos a las experiencias o épocas pasadas y nos amedrentamos cuando Dios nos cambia el escenario para llevarnos a nuevas experiencias. En ocasiones, por no querer salir de nuestra zona de confort, comodidad o seguridad.
Los ciclos sin cerrar son parte de las cosas que nos impiden avanzar en la perfección de Jesucristo. Incluso, son causa de que las bendiciones de Dios no nos visiten, pues ¿cómo Dios ha de confiar nuevas bendiciones a alguien que no es formal ni serio para terminar o finiquitar sus asuntos pendientes? Dios no deposita sus tesoros en alguien que tiene una lista de asuntos pendientes o sin resolver. Para cerrar ciclos debe haber cambios; los cambios implican un proceso, no son instantáneos.

lunes, 8 de agosto de 2011

10 Claves del Exito en tus Relaciones Amorosas

Desde los estados de Facebook, hasta las relaciones a larga distancia, aqui encontraras las respuestas a las preguntas que tu quieres saber.

Autores: Jake and Melissa Kircher

Traducido por Edna Marie Torres

¿Estoy lista para una relación? ¿Como puedo dejarle saber a alguien que realmente no me interesa? ¿Tenemos que publicarlo en el Internet? Es muy fácil preocuparse de tantas cosas cuando buscas un romance. Las respuestas no son obvias, pero el amor se merece el tiempo y la intención de hacer las cosas bien. Aquí tienes 10 consejos para tener citas y relaciones saludables.

Da prioridades a tus amistades

Uno de los grandes errores que muchos cometen es encontrar su nuevo amor y dejar a todas sus amistades a un lado. Es tan fácil al principio de la relación envolverse en la ilusión y perderse en las emociones. Pero mantener el balance entre el romance y tus amistades es importante para la felicidad. Darle prioridad en tu vida a tus amigos, te ayuda a mantener el sentido de identidad. Aveces nos damos del todo a una relación y dejamos nuestras vidas atrás. A tu nuevo amor puede que no le gusten tus amistades, pero si te quiere, va a respetar el hecho que necesitas tiempo para tus amigas y amigos también.

Pon tu Fe en primer lugar

Esto no es fácil para muchos. Algunos piensan “Nos llevamos bien, la pasamos super bien, sentimos gran atracción física.....la religión no es tan importante… ¿Cierto? Tus creencias deben ser importantes en tu vida. Tu fe debe impactar tu moralidad, estilo de vida, y las decisiones que tomas todos los días. Piensa en algunos de los problemas que puede crear una relación entre dos personas de distinta fe y trata de contestar estas preguntas: ¿Cuales son nuestras creencias con respecto a moralidad? ¿Estaremos de acuerdo en lo que respecta a la modestia, la infidelidad, las mentiras, etc? ¿Sera que nuestra fe nos llevara a tener estilos de vida opuestos?

Decide cuando vas comenzar a salir en citas amorosas

Algunas personas quisieran tener reglas acerca de las citas amorosas. Todas las relaciones son diferentes, pero vale la pena tener ciertas conversaciones antes de empezar a salir romanticamente. ¿Haz hablado con Dios al respecto? Cuando buscamos confirmación de Dios y su dirección, El nos lo provee, si le damos tiempo y tenemos paciencia. ¿Has consultado con otras personas? Dios pone a personas en nuestro camino, nuestras amistades, padres y nuestra familia para proveernos sabiduría y perspectiva. Ellos pueden ver lo positivo y negativo de una relación que aveces no vemos. Cuando los que son parte de tu vida te apoyan y aceptan tu relación eso da mas seguridad y hace la relación mas fuerte. ¿Has hablado con el? o con ella? Parece obvio, pero es muy importante que los dos estén de acuerdo y los dos sepan lo que buscan en su pareja. De lo contrario puede ocasionar muchas heridas y problemas muy temprano en la relación. ¿Has consultado tu corazón? El amor requiere sacrificio y dedicación. Puede que pienses que no le puedes dar tu corazón a una persona en este momento. Quizás te sientes que estas lista para empezar una relación. Cualquiera que sea tu situación, toma tu tiempo y busca en tu corazón las respuestas para ti.

Discierne el propósito de la relación

Muchas veces puedes confundir los sentimientos de amor y la emoción pensando que ese es el propósito de una relación amorosa. Sin embargo, es muy importante pausar y clarificar las expectativas que ambos tienen para la relación. Para algunos el propósito de salir es encontrar un esposo y ver cuan compatibles son para el matrimonio. Para otros, salir es mas un estatus social, para tener una amiga o amigo del sexo opuesto y evitar la soledad. El entender que es lo que ambos quieren de la relación ayuda a crear una base solida para que la relación crezca sanamente.

Cuando actualizar tu “estado”

¿Cuando debes cambiar tu estado en Facebook de "soltero" a "en una relación", o vice versa? Anunciar el estado de tu relación en una red social es un fenómeno nuevo y no hay realmente reglas establecidas. La mejor manera de decidir a hacerlo es cuando ambos están de acuerdo. Decidir entre los dos cual estado van a seleccionar, “soltero”, "en una relacion” o removerlo por completo, es lo mas sabio. Si vas a publicar tu vida romántica en el Internet, preparate para ver resultados positivos y negativos. No todo el mundo tiene la misma madurez, y te dolerá si rompes la relación y todo el mundo en Facebook se entera. Así que piensalo bien. La privacidad tiene sus méritos.

Si lo rechazas, se amable

Todos sabemos decir que si cuando alguien que nos gusta nos invita a salir. Pero que debemos hacer cuando alguien quiere mas que una amistad y no nos atrae? Recuerda siempre se amable. Se requiere valentía y atreverse a declararle los sentimientos a alguien. No le mientas, ni te burles, o le des ilusiones de que tal vez puede que te interese. La honestidad y la bondad son claves. Si realmente no te interesa dile, “Gracias, me pareces muy amable, pero voy a tener que decir que no.” Decirle la verdad de una manera sensitiva le ayuda a la otra persona a dejar de hacerse ilusiones y aceptar que realmente no estas interesado.


Como mantener un amor a larga distancia

Para mantener un amor a larga distancia se requiere compromiso y dedicación de ambos. La comunicación debe ser consistente por teléfono o por vídeo chat. Eso ayuda a establecer memorias visuales y de tiempo juntos. Este tipo de relación requiere esfuerzo y empeño. Cada pareja sera diferente en como pueden mantener el romance a la distancia y no deben sentirse culpables si resulta ser difícil.

Evita las aventuras amorosas

El lanzarse a una relación demasiado rápido puede ser un desastre. Aveces tener una aventura amorosa es el resultado de una nueva libertad- te mudas a un lugar nuevo donde nadie te conoce y nadie esta pendiente de tu vida amorosa. Otras veces las aventuras pasan por el aburrimiento y la necesidad de algo excitante y nuevo. También otras personas se envuelven en una aventura por el temor de quedarse solas y no encontrar a su pareja ideal. Cualquiera que sea el caso, es mejor tomar la situación con calma y tener mucho cuidado al considerar una relación. Ya tendrás muchas oportunidades de conocer a personas y es mejor guardar tu corazón, a arriesgarte al empezar muy rápido en una relación. Así que tomate tu tiempo.

Romper la relación no es fácil

No rompas una relación solo porque hay conflicto. Los desacuerdos y hasta las discusiones son normales cuando tienes a alguien en tu vida. Si se torna difícil, trata de trabajar en resolver los problemas, o busca alguien que sirva de mediador. El abuso físico, mental, o emocional no debe ser tolerado nunca. Si en algún momento, la relación se torna abusiva, alejate de esa persona inmediatamente y busca ayuda, o consejería.

Repasa las preguntas en la sección “Decide cuando comenzar a salir en citas amorosas.” Esas respuestas te pueden ayudar a saber si es el momento de romper la relación. Si decides terminar la relación, hazlo siempre en persona. El terminar la relación no se debe hacer por Facebook, Twitter, mensajes de texto, o correo electrónico. Esa persona se merece el tiempo y el respeto de resolver la situación cara a cara.

Manten el balance correcto en tu vida y el amor

Tu relación debe contribuir a una vida completa, no distraerte de tu trabajo, tu fe, tus pasatiempos y tus sueños. Es vital que aprendas a establecer prioridades. Claro que es agradable que pasen tiempo juntos, pero debes tener tiempo también para el trabajo, la comunidad, la escuela, la familia y mejorarte a ti mismo día a día. Se trata de mantener un balance sano que sea único para ambos. Esta pendiente que el romance te puede llegar a consumir todo tu tiempo, y planifica como vas a mantener un balance positivo en tu vida.



Ultimas Noticias⁠

Originally published at RELEVANTmagazine.com. Translated with permission.
This article is adapted from  one in Issue 03 of the RELEVANT Magazine College Guide.