Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

MANTENERSE FIRMES - Desayuno espiritual 22 de diciembre de 2014

En Hebreos 11:27 se encuentra incrustada una biografía de tres palabras: “. . . se mantuvo firme.” Se refiere a Moisés. Él fue quien se rehúso a darse por vencido. Quien decidió no renunciar, aunque hubiera una inmensa cantidad de probabilidades en su contra.
- Él se mantuvo firme, a pesar del desprecio del Faraón;
- Él se mantuvo firme, a pesar de la obstinación de los hebreos quienes se quejaron y rebelaron.
- Él se mantuvo firme, a pesar de las decepciones.
Sea lo que sea que usted esté enfrentando, manténgase firme. Camine con esa confianza silenciosa. Sea lleno de gracia y persevere. Autor: Pastor C. Swindoll - www.bbnradio.org

LA ANSIEDAD NO QUITA EL PESAR DEL MAÑANA- Desayuno espiritual 05 de diciembre de 2014

Imagen
Por Pastor A. Rogers -
¿Qué pasa cuando usted se preocupa? Usted transporta las dificultades del mañana al día de hoy. Dios no le dio gracia para las dificultades de mañana. Él solamente le da gracia para las de hoy. Cuando usted toma prestado los problemas del mañana, sobrecarga el circuito de hoy. La ansiedad no quita el pesar del mañana, sino las fuerzas del día de hoy. Entonces cuando usted enfrenta el mañana, ya está sin aliento porque va sobrecargado en el presente. Por consiguiente, la preocupación no le prepara para el mañana, por el contrario, no estará listo para enfrentarlo. El ayer es cheque cancelado. El mañana es una nota promisoria. Recuerde las palabras del   apóstol: “Echando toda vuestra  ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado                                                                de vosotros.” 1 Pedro 5:7 –  www.bbnradio.org

ESPERE CON PACIENCIA - Desayuno espiritual 01 de diciembre de 2014

Siempre que usted se dé cuenta de que no hay nada que pueda hacer, espere. Espere con paciencia. Los problemas sin salida exigen una firme aplicación de los frenos. No siga avanzando. Absténgase de actuar con precipitación. ¡Siempre que sea posible, aplique los frenos! Desacelere. Yo raras veces he tomado decisiones sabias cuando he actuado apresuradamente. Por otro lado, rara vez he lamentado la cosas que no dije. David evidentemente aprendió bien la lección, porque en el Salmo 40 escribe:
Pacientemente esperé al SEÑOR; Y Él se inclinó a mí y oyó mi clamor.
Y me hizo subir del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso.
Puso mis pies sobre una roca y afirmó mis pasos. (Salmo 40:1,2)
El salmo 40 no dice en ninguna parte que la situación de David había cambiado. Lo que dice es que David cambió. Cuando usted espera, es posible que su situación no cambie, pero usted sí cambiará. En realidad, podrá descubrir que la razón de la espera fue para su provecho, porque era usted quien necesitaba ca…