viernes, 19 de abril de 2013

ERES HERMOSISIMA!!!

Por Diana Carolina Mendoza Corrales




"La apariencia no lo es todo. No te dejes impresionar con su aspecto y estatura. Yo lo he eliminado. Dios juzga las personas de manera diferente que los humanos. Los hombres y las mujeres miran a la cara, Dios mira el corazón". 
1 Samuel 16.7




Despertó de su mágico dormir, había soñado que era su heroína favorita, tan solo para descubrir que era eso... "un sueño", su nombre es Violeta, había vuelto a la realidad, su realidad; nada de acontecimientos extraordinarios, sino solo días de rutina, soledad, y sentimientos de poca autoestima. Con tan solo 5 primaverales años ya sentía la crueldad de las emociones, había conocido en carne propia lo que era el rechazo, las lagrimas, la desilusión y muchas otras cosas mas, de las cuales, pocas son positivas.

No era una niña que no fuera amada, que estuviera sola, que no tuviera familia y oportunidades, aunque no todas, pero así sentía y pronto descubriría que la vida cada día se lo recordaría con énfasis, varias veces aun en un solo día.-


Muchos años más tarde, se daría cuenta que esa noche definitivamente era solo un sueño, vivió largos años escondida en las sombras del rechazo y la soledad, un día le salió el sol con una luz diferente, y vivió otros años más con una visión distinta de si misma, pero aun existían los peros.


Ya la baja autoestima desapareció, la necesidad de afirmación también y estaba agradecida con su Luz, que la amó profundamente hasta el punto que aunque le costará, aunque fuera con las uñas y después de una desobediencia y rebeldía buscaba a su luz, se dejaba guiar, y era cuando encontraba la felicidad absoluta en medio de las circunstancias que la atacaban y gritaban cosas distintas.



Ahora su luz le habla, y le dice: que la está convirtiendo en una hermosa princesa adornada con las perlas y flores más exquisitas, pero que quiere hacer de ella algo mucho más grande y especial, y Violeta le pregunta a su Luz:-cual es tu nombre? soy Jesús!!!- Por que continuas a mi lado? - Por que te Amo-Por que?-Por que eres mi hija amada-Que quieres de mi?-Tu corazón-Para que? Para que me ames y transformarte en la mujer que quiero que seas-sabes que he sufrido?-Si, lo sé-Por que lo permitiste?-Para que me pudieras ver y aprendieras a confiar en mi, si no sufrías no puedes ser la mujer, la princesa en la que te estoy convirtiendo-Para que? -Para que seas feliz y le muestres a otros, lo feliz que pueden ser y en lo que los puedo convertir-Se que a muchos aun a mi misma le resulta agradable el rostro que se refleja en el espejo, pero no creo que sea tanto para que me ames.- A lo que JESUS respondió:

"La apariencia no lo es todo. No te dejes impresionar con su aspecto y estatura. Yo lo he eliminado. Dios juzga las personas de manera diferente que los humanos. Los hombres y las mujeres miran a la cara, Dios mira el corazón". 

Y yo he visto tu rostro, pero mas que eso, me ha cautivado tu corazón!!!!!!! y te voy a recompensar por ello, así sabrás que yo soy el SEÑOR, de amor compasivo y misericordioso, que no hay nadie como YO, capaz de hacer milagros, y exaltar a los que en mi se humillan.

Prepara tu corazón para ser visto y utilizado por el SEÑOR!!!!


Bendiciones







jueves, 18 de abril de 2013

LAS PERLAS


Qué hermosas son las perlas. . . aún así debemos saber que son producto del dolor.
Toda perla es la consecuencia de una ostra que ha sido herida por un grano de arena que ha entrado en su interior. Una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas…
En la parte interna de la ostra se encuentra una sustancia llamada “nácar” y cuando un grano de arena penetra en la ostra, ésta lo recubre con capas de nácar para protegerse. Como resultado, se va formando una hermosa y brillante perla.
¿Te has sentido herido por las palabras, o actitudes de alguien?
¿Has sido acusado de decir cosas que nunca has dicho?
¿Han sido tus ideas rechazadas o ridiculizadas?
¿Te han culpado de haber hecho algo que jamás hiciste?
¿Tu actitud frente a ciertas situaciones, se malinterpreta?
¿Has sufrido alguna vez los golpes de la indiferencia?
¿Te han herido precisamente aquellas personas que menos esperabas?
¿No te valoran como realmente lo mereces?
perlasEntonces, perdona y haz de tu herida una perla. Cubre tus heridas con varias capas de amor, recuerda que cuanto más cubierta esté tu herida, menos dolor sentirás.
Por el contrario, si no la cubres de amor, esa herida permanecerá abierta, te dolerá más y más cada día, se infectará con el resentimiento y la amargura y peor aún, nunca cicatrizará.
En nuestra sociedad, podemos ver muchas “ostras vacías” no porque no hayan sido heridas, sino porque no supieron perdonar, comprender y transformar el dolor en una perla.
“Una perla es… una herida sanada por el amor”

POR BLOGS CRISTIANOS